Brasil autoriza el retorno de los vuelos con el Boeing 737 MAX 8 en el país

Brasil autoriza el retorno de los vuelos con el Boeing 737 MAX 8 en el país

La Agencia Nacional de Aviación Civil (ANAC) de Brasil aprobó este miércoles la vuelta de las operaciones en el país de los aviones Boeing 737 MAX 8, vetados desde marzo de 2019 tras los accidentes que dejaron 346 fallecidos en Etiopía e Indonesia.

La decisión del órgano regulador brasileño se produce una semana después de que la Administración Federal Aérea (FAA, en inglés) de Estados Unidos liberara también los vuelos con pasajeros con el modelo del gigante aeronáutico con sede en Chicago.

De esta forma, Brasil levantó las restricciones a los MAX en el país y validó el análisis realizado por las autoridades estadounidenses, que consideraron que "se han llevado a cabo todos los elementos técnicos y regulatorios necesarios para abordar los problemas de seguridad".

La nueva medida tiene vigencia automática y dio luz verde "de inmediato por los operadores aéreos que pretenden operar el modelo", subrayó la ANAC, que recordó que solo la aerolínea Gol posee ese tipo de aeronaves en la flota brasileña.

El órgano informó que cerca de 20 de sus profesionales, entre ellos ingenieros y pilotos, participaron el proceso de recertificación que duró cerca de dos años.

Entre las exigencias para volver a operar vuelos con los 737 MAX, Boeing reconfiguró el sistema del control del vuelo, corrigió el encaminamiento del conjunto de cables y revisó los procedimientos incorporados al manual de vuelo, así como los test de recalibración de los sensores, según destacó la ANAC.

"Esta evaluación minuciosa del sistema del control de vuelo es un registro sin precedentes en la historia de la aviación", dijo en una nota el superintendente de aeronavegabilidad de la ANAC, Roberto Honorato.

"Las modificaciones y procedimientos revisados dan una total confianza para la retomada de las operaciones del Boeing 737 MAX 8 en Brasil", completó.

La ANAC indicó que la implementación de otras mejoras, que no eran obligatorias para el retorno de las operaciones con la aeronave, aún están en desarrollo con el objetivo de "continuar mejorando la utilización del modelo y sus funciones".

La investigación llevada a cabo tras los accidentes mostró que un falló técnico provocaba descensos precipitados del aparato en pleno vuelo que no podían ser controlados por los pilotos.

La crisis le costó a Boeing cerca de 20.000 millones de dólares, incluidas las indemnizaciones que tendrá que pagar a las víctimas y a las aerolíneas.

El primero de los accidentes con el 737 MAX ocurrió en octubre de 2018 en Indonesia, cuando un avión de la aerolínea Lion Air se estrelló en el mar de Java y causó la muerte a los 189 personas.

El segundo accidente fue en marzo de 2019 en Etiopía, cuando un avión de Ethiopian Airlines impactó cerca de la población de Bishoftu y murieron las 157 personas. EFE

YS

Categoria: