Skip to main content
China flexibiliza las reglas para los viajeros de negocios de EE. UU.

China flexibiliza las reglas para los viajeros de negocios de EE. UU.

China reducirá a no más de 10 días el tiempo requerido para la aprobación de viajes de ejecutivos de negocios estadounidenses, dijo el jueves su embajador en Estados Unidos, prometiendo prestar "atención" a las preocupaciones planteadas por las empresas.

Qin Gang, quien llegó a Estados Unidos en julio, dijo en un evento organizado por el Consejo Empresarial China-Estados Unidos que Beijing también trabajaría para hacer que las pruebas de COVID-19 sean más convenientes y permitir que los ejecutivos trabajen durante la cuarentena.

Qin dijo que Beijing estaba adoptando la dirección del presidente Xi Jinping sobre la mejora de los arreglos de viaje de "vía rápida", una respuesta a las preocupaciones de Estados Unidos sobre la reanudación de los viajes de negocios anunciadas después de que Xi se reuniera con el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, el mes pasado.

"Con el arreglo actualizado, el tiempo necesario para la aprobación del viaje será más corto, no más de 10 días hábiles", dijo.

Qin dijo que Beijing compartiría su plan de trabajo específico "muy pronto" con los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC).

Dijo que Beijing estaba comprometido a implementar el espíritu de la reciente cumbre virtual de Xi y Biden e inyectar "más energía positiva en nuestras relaciones".

Qin pidió una cooperación reforzada en la fabricación, los servicios financieros y el sector energético, informa la VOA 

También repitió el llamado de Beijing a Washington para que elimine los aranceles adicionales impuestos a los productos chinos por la administración del expresidente Donald Trump.

Marc Allen, director de estrategia de Boeing Co, acogió con satisfacción el anuncio de viajes por vía rápida y una decisión separada de la autoridad de aviación de China de emitir una directiva de aeronavegabilidad en el Boeing 737 MAX, que allanará el camino para el regreso del modelo al servicio en China después de más de dos años.

En la misma reunión, el subsecretario de Estado de Estados Unidos para el Crecimiento Económico, Energía y Medio Ambiente, José Fernández, reiteró las quejas estadounidenses sobre las prácticas comerciales de China y destacó la necesidad de igualdad de condiciones para las empresas estadounidenses.

Reiteró las preocupaciones de Estados Unidos sobre los derechos humanos, incluido el presunto trabajo forzoso, en la región china de Xinjiang y destacó las advertencias del Gobierno de Estados Unidos a las empresas sobre los riesgos de operar en Hong Kong.

Dijo a los líderes empresariales que operan en China que deben tener en cuenta que "no son espectadores en la relación económica y estratégica más amplia".

"Sobre todo, tenga en cuenta cómo sus actividades pueden afectar la seguridad nacional de Estados Unidos y los valores fundamentales que todos apreciamos", dijo. VOA/ YS (Foto: Pixabay)