Skip to main content
Con una nueva ley y el cambio político se recuperaría la industria petroquímica. Presidencia

Con una nueva ley y el cambio político se recuperaría la industria petroquímica

Dijo que el país lleva 42 meses de inflación el último año fue de 2960 por ciento de acuerdo a cifras del Banco Central de Venezuela (BCV), situación que ha “pulverizado” la moneda venezolana. También contó que el Producto Interno Bruto ha sufrido una caída permanente durante todos estos años, siendo el del 2020 estimado por el Fondo Monetario Internacional en un 30 por ciento, así mismo el déficit fiscal cayó considerablemente ubicándose en ese mismo año en 14 por ciento.

Recordó, además que en materia petrolera el período del chavismo tuvo los mayores ingresos petroleros de la historia de los hidrocarburos del país, “recursos que no se vieron materializados en absolutamente nada porque fueron despilfarrados por el régimen.

“El país está en una situación muy delicada y por eso hemos insistido en la necesidad de promover cómo vamos hacer para recuperarlo económicamente y parte de ello lo hemos venido discutiendo con el tema de la recuperación de la industria de los hidrocarburos, de petróleo, gas y la petroquímica porque tiene potencialidades para ser desarrolladas”.

En ese sentido, el diputado por el estado Nueva Esparta, Tobías Bolívar, vicepresidente de la Comisión de Energía y Petróleo de la AN legítima, también moderador del foro, indicó que la industria petroquímica en Venezuela, a pesar de las dificultades que ha venido teniendo, sigue siendo un potencial, una fuente fundamental de materias primas, por las grandes reservas de crudo y gas, eso determina que en el futuro el país va a contar con una industria petroquímica fuerte.

“El futuro es promisorio, debemos hacer todos los esfuerzos que estén a nuestro alcance para estructurar una ley que le de la autonomía necesaria a esta empresa y la liberen de la presión del control del estado y las posibilidades para que pueda desarrollarse con autonomía y convertirla en una alternativa industrial importante para el país”, puntualizó el parlamentario Bolívar.

Condiciones favorables para la industria petroquímica

Luego intervino Eugenio Montoro, ingeniero experto en el área petroquímica, quien afirmó que Venezuela tiene materia prima suficiente para convertirse, a mediano-largo plazo, en un actor petroquímico importante, a través de la inversión privada, pero se debe promocionar y estimular su desarrollo mediante condiciones favorables.

Afirmó que a nivel mundial están clasificados más de 70 mil petroquímicos diferentes, la presencia de los productos petroquímicos es de tal magnitud en la vida cotidiana que ya forman parte del sostén de la civilización.

Agregó que la fuerza económica del mercado petroquímico es muy grande, tiene una capacidad instalada de producción que supera los 780 millones de toneladas en el 2025, que la demanda global de plástico casi se va a duplicar hasta el 2050 y actualmente hay más de 470 proyectos petroquímicos en el mundo y 55 por ciento en ejecución, es decir que esta es una industria muy dinámica, con ganas de seguir creciendo.

En cuanto a la situación de la industria en el caso de Venezuela explicó que el complejo José está actualmente con una operación limitada por falta de gas y también daños severos mecánicos en una de las plantas, dice Presidencia.

“El Complejo Morón está paralizado completamente por falta de gas también y además con muchos problemas mecánicos. El Tablazo está paralizado, solamente está operativa la planta de producción de cloro al 2 por ciento de su capacidad, gracias a eso todavía se puede potabilizar un poco el agua que está consumiendo Venezuela”.

Reveló que la empresa petroquímica venezolana tiene un endeudamiento muy grande, con personal excedentario, por ejemplo, el complejo Morón usualmente contaba con un personal conformado por unas mil personas y hoy tiene 4 mil. “El personal de refuerzo que también pudiera participar, está disperso, porque ha ido buscando su camino y por supuesto la petroquímica depende mucho de la producción de crudo y de gas”.

Dijo que para tratar de arreglar este desastre debe haber un cambio político en el país, respetando el mando de las personas y las leyes. “La gente que labora allí debe ser tratada justamente, hay que ejecutar las auditorías técnicas y financieras. Una de las fortalezas que tenía PDVSA y Pequiven, era mantener la lista de los refuerzos para que poder realizar la rentabilidad de cada planta, evaluar importaciones temporales de fertilizantes y plástico, así como preparar un gran plan de rehabilitación”.

Precisó que el excedente de gas natural asociado se transformó en un déficit, la industria está fuera del respaldo de PDVSA. Rechazó que el régimen haya sacado a Pequiven como filial y la puso a reportar directamente al ministerio.

“Se perdió la meritocracia. Este descuido del desarrollo del personal que iba a reemplazando progresivamente a los otros es algo imperdonable y esto ha sucedido durante los últimos 20 años. Hemos perdido el acceso a los mercados andinos y la ley que era bastante amplia en el pasado, fue cambiada por este régimen por una que monopoliza al estado en toda la actividad petroquímica y sin disponibilidad presupuestaria”.

Aseguró que la demanda de petróleo y gas seguirá prosperando en el tiempo, porque la población sigue creciendo, así como la calidad de vida de la gente, por lo que la demanda de bienes y servicios y eso se traduce en más consumo energético. “De manera que tenemos negocio por muchos años tanto de petróleo, como de gas y carbón”.

La ley vigente apagó la industria petroquímica

Por último, el abogado experto en derecho de las energías, Iván Lara, presentó los aspectos más importantes del anteproyecto de ley para fortalecer el sector petroquímico nacional, que tiene como objeto establecer las normas y mecanismos jurídicos necesarios para el incentivo y fortalecimiento del sector.

Expuso que el actual instrumento legal no sirvió para desarrollar la industria petroquímica, “lo que hizo fue apagarla y es necesario volver a encender una industria que va a ser fundamental para el desarrollo del país.

Reveló que actualmente el parque petroquímico venezolano está obsoleto y desde el punto de vista material y tecnológico, ya existen nuevas formas de desarrollar esta actividad petroquímica más amigables con la conservación del ambiente y eficientes. Además, se requiere la instalación de nuevas industrias en Venezuela para adquirir nuevos productos.

Explicó que este anteproyecto legal ya no tendrá carácter orgánico como la ley vigente, porque esta actividad no cuadra dentro de los 4 postulados para darle carácter orgánico, de acuerdo a la Constitución de la República.

Precisó que este proyecto va a formar parte de la rama del derecho administrativo ya que regula lo referente a las normas y procesos jurídicos que permiten otorgar distintos permisos, establecer controles y autorizaciones por parte del Estado. Así como también va a tener relación con el derecho civil porque con esta ley se van a desarrollar materias de contratos importantes que permitan impulsar la industria petroquímica.

“Asimismo, interviene el derecho mercantil porque existen relaciones que nacen entre las sociedades, además que va a regular todo lo que tiene que ver con acciones, dividendos. Igualmente tiene relación con el derecho tributario porque generará beneficios que se pretenden otorgar a las empresas petroquímicas que vengan a invertir y con el derecho penal y penal ambiental por razones de seguridad de las personas como del ambiente”.

Considera que ante la demanda mundial de productos petroquímicos en la actualidad y en el futuro se hace necesario y es una excelente oportunidad, fortalecer e impulsar la industria petroquímica venezolana, que permita percibir recursos para el desarrollo del país. MV (Foto: Presidencia)