Crisis alimentaria: No hay envases para leche de larga duración

Crisis alimentaria: No hay envases para leche de larga duración

Con el desabastecimiento de leche en polvo que existe en el país, muchos venezolanos habían optado por adquirir la líquida para preparar teteros o el tradicional café con leche. Las de mayor disponibilidad eran las de larga duración y en muchos establecimientos comerciales de Barquisimeto se permitía su compra por cajas.

Crisis alimentaria: No hay envases para leche de larga duración
Desde que comenzó el 2016 se ha observado la falta del producto en los anaqueles, al intentar conversar con representantes de las empresas encargadas de dicha producción en el país, manifestaron su poca disposición ante el temor de que el ejecutivo no les apruebe las asignaciones que desde hace meses, incluso años, están esperando.

El empleado de una fábrica perteneciente a esta rama, bajo anonimato, contó cómo en los últimos dos años la situación cada vez se ha agudizado más, convirtiendo el ambiente de trabajo en una incertidumbre por no saber qué pasará con su futuro; aunque afirma tener la esperanza que de la crisis va a resurgir un mejor país.

La materia prima es nacional, cuenta con un grupo de productores del campo que a pesar de las dificultades con alimentos, fertilizantes y otros insumos, garantizan lo necesario. El problema es con el envasado que es importado y para ello se requiere de divisas, las cuales deben ser asignadas por el Estado; en realidad eso no sucede desde diciembre de 2014. Ni a Bs.10 ni a Bs. 300.

Al mercado negro no pueden acudir porque no se lo reconocerían en la estructura de costo para determinar el precio final. Durante estos dos años han estado trabajando con lo que queda, llevando la producción al 30% de la capacidad total, lo que explica la falta de leche, por lo menos de larga duración, en los anaqueles de los supermercados.

“Como no podemos dejar que la materia prima se pierda, porque la leche se daña en menor tiempo, la llevamos a otras empresas, que al final viven situaciones similares a la de nosotros”, manifiesta el trabajador, que prefiere no dar su nombre para evitar que cualquier declaración entorpezca trámites con el Gobierno, porque tienen la esperanza de que las condiciones mejoren, aunque el Ejecutivo no les garantice las divisas.


Industriales frente a los apagones

Otro de los problemas con que ahora se deben enfrentar de una manera más crítica son los apagones diarios en las zonas industriales del estado Lara, sin previo aviso y en ocasiones hasta dos veces en un mismo día.

Indiferentemente del tipo de fábrica que sea, de alimentos o cualquier otro producto, los afecta por igual en el retraso de la producción, en ocasiones llegando a perder el día completo.

En la zona industrial I, Karla Yánez, propietaria de una empresa de textiles manifestó que desde el jueves 14 de abril les están quitando la luz dos veces al día, retrasándole 50% del trabajo. Lo que era una incomodidad o sufrimiento cuando estaba en su casa en el municipio Palavecino, ahora también se le unió en sus jornadas de trabajo.

Ella no tiene planta eléctrica y con los cortes de luz es casi imposible cumplir con las fechas de entrega, pero hace lo que puede para responderle a sus clientes tomando las previsiones necesarias; lo que podría terminar en 15 días ahora prefiere indicar que el tiempo es de 20 días.


Tampoco los plásticos

Recientemente el presidente de la Asociación de fabricantes de empaques del estado Aragua, Luis Bracamonte, manifestó que el polietileno de baja densidad que produce la estatal Petroquímica de Venezuela (Pequiven) dejó de enviarse a las plantas que producen los empaques.

Indicó que la producción del polietileno de baja densidad descendió el año pasado en torno a un 8.0 por ciento, y a partir de allí comenzaron a declinar aceleradamente los despachos.

Bracamonte tiene como información extraoficial que la petroquímica del Estado, Pequiven, enfrenta problemas técnicos y se han realizado paradas no programadas que entraban la producción de la materia prima para los empaques.

“En marzo del pasado año, advertimos al gobierno que la producción de polipropileno, polietileno y poliestireno, por parte de la estatal Pequiven se estaba reduciendo considerablemente y que eso nos preocupaba, pero no hubo respuesta oficial”, apunta Bracamonte.


Las familias padecen

Que la leche de larga duración sea otro de los productos que se suman a la lista de escasez genera mayor preocupación para los ciudadanos.

Carmen Arangú tenía dos días buscando el producto en panaderías y supermercados, le extrañaba no conseguirla y le preocupaba que ahora también deba hacer colas para comprarlas.

“Yo estaba tranquila porque pensaba que como era más cara la gente no se iba a poner a pelear por la leche, pero con esta falla ahora no sé”.

Para Juliana Álvarez, si comienza a escasear dificulta aún más la alimentación de sus hijos, a quienes acostumbró a consumirla con el desayuno al menos dos veces a la semana.

En su opinión, el gobierno debe dejar “la politiquería” y asignar las divisas que requieren las empresas para importar la materia prima.

Fuente: Diario de caracas

AJV

Categoria: