Días no laborales terminan de poner en jaque funcionamiento de los comercios

Días no laborales terminan de poner en jaque funcionamiento de los comercios

La reducción de horarios a propósito del plan de racionamiento eléctrico ha llevado a pique las ganancias en los centros comerciales altomirandinos, los cuales lucen más desolados que de costumbre por su tardía apertura

Trajes de baño y batolas moradas solían disputarse la atención de potenciales clientes en las vidrieras de los comercios altomirandinos, los cuales están pasando por un período “negro” a propósito de los racionamientos de agua y luz que se están adelantando en el país producto de los bajos niveles de los embalses y la persistente sequía.

“En muchas peluquerías tienen que trabajar a punto de tobitos; en los centros comerciales las ventas se han dio a pique con el nuevo horario de apertura a las 12 del mediodía y el cierre a las 7:00 p.m.. Si a eso le sumamos la parranda de días libres que dio el Presidente, el país se nos está paralizando ante nuestra mirada”, dijo Alfredo Jiménez, comerciante informal de la avenida La Hoyada de la capital mirandina.

–Sé que estamos en una de lucha por un mejor país, pero si no trabajo no tengo para alimentar a mi familia. Esta era una de las mejores épocas para vender esta mercancía playera, pero por los vientos que soplan se nos irá a quedar fría.

El panorama no sólo aqueja a los pequeños comerciantes. La situación de los centros comerciales es “bastante crítica” debido a que los horarios de trabajo “temporales” están afectando la productividad.

“Aunque se supone que el cierre es a las 7:00 p.m. la realidad es que a las 6:00 p.m. ya estamos guardando todo para irnos porque son pocas las personas que nos visitan”, dijo Carmela Rojas, comerciante del C.C. La Cascada, municipio Carrizal.

“La industria en este momento pasa por un momento bastante crítico. En diciembre aguantamos esperanzados que todo mejoraría, pero pasó Carnaval sin pena ni gloria, situación que vislumbramos se repetirá en los días santos”. La entrevistada añadió que a propósito de esta situación las estructuras físicas y el mantenimiento operativo de los centros se encuentran amenazados.

–Vemos ascensores y escaleras mecánicas apagadas, menos personal de vigilancia y limpieza, no se sabe qué es papel higiénico y jabón en los baños. Indudablemente la calidad ha decaído, así como las visitas porque el grueso de la población venía en la mañana a hacer diligencias bancarias y compras y hacían un intermedio para echar ojo a las vidrieras y consumir algo en la feria, pero ahora los pocos que vienen es directo al supermercado.

A esta crisis no escapa La Casona II ,donde las visitas han disminuido significativamente desde hace dos semanas, cuando adecuaron el horario de apertura y cierre.

“Hace un par de años lidiamos con cierres tempranos por el clima de protestas y ahora nos toca enfrentarnos a este horario producto de la sequía y la mala gerencia en un país donde no saben qué es tomar previsiones”, refirió Marisela Pujado, quien atiende una tienda de ropa para damas en mall de San Antonio de los Altos.

-Mucha gente visitaba el lugar para distraerse y se comía aunque sea un heladito, pero ante la poca afluencia de clientes y por la propia seguridad mía y de mis trabajadores nos estamos retirando más temprano a nuestros hogares.

Desabastecimiento se agudiza

El desabastecimiento que afecta diferentes rubros en el país está lejos de mejorar, según advierten comerciantes consultados. “Dar libre desde el 19 hasta el 27 de marzo se traducirá en menos trabajo y menos producción por lo que se incrementará el problema del desabastecimiento para la próxima semana”, aseveró Jimeno González, quien atiende un local de víveres en Los Salias.

Explicó que el país en estos momentos “necesita trabajo y no días feriados (…) para que el venezolano encuentre en los anaqueles los productos que desea comprar”.

Exhortó al Ejecutivo a la reflexión. “La decisión es muy delicada” y argumentó que mientras se trabaje menos, habrá más desabastecimiento en los mercados a nivel nacional.

En cuanto a las recientes protestas por deficiencias en servicios públicos y escasez de artículos en la red Mercal, manifestó que el sector está muy preocupado por las consecuencias en la distribución en algunos sectores del país.

Johana Rodríguez-jrodriguez@diariolaregion.net/@michellejrl

Fuente: La Region

PS

Categoria: