Diez mil empleos se perderían por el cierre de hornos en Sidor, según secretario de Producción

-Queremos pedir una reunión al Gobierno entre los diferentes ministerios, en especial al Ministerio de Producción y el sector productivo de Carabobo. De allí, que este martes los representantes de la Cámara de Industriales del estado Carabobo, los de la Cámara de Comercio, Fedecámaras Carabobo y Fetracarabobo, se reunirán para analizar la situación y redactar un documento que será dirigido al Gobierno, donde le solicitarán la promoción de una mesa de diálogo como una instancia de concertación para que las medidas de racionamiento del servicio eléctrico se hagan en consenso y de acuerdo entre los sectores involucrados.

El secretario Castillo afirmó que es necesario hacer un llamado, en este momento, al Gobierno nacional para que rectifique esta política. "Desde muchos puntos, pero el más importante es que tiene que haber inversión en el sector eléctrico, porque hay un proceso de desinversión muy grande y lo han advertido durante mucho tiempo, tenemos el problema de la sequía puntual y estacional. Recordemos que el año 2002 hubo una gran sequía y no hubo necesidad de racionamiento eléctrico, ya que el deterioro todavía no había alcanzado los altos niveles que tiene hoy en día.

"Durante las recientes horas hemos recibido la noticia de que se van a producir en el caso particular de Guayana una reducción drástica dramática de los niveles de producción de los productos metalúrgicos, básicamente de Sidor, donde han cerrado 10 de las 12 hornos que tiene la empresa siderúrgica para la producción de acero, el caso de la industria del aluminio donde se producen recortes también de grandes magnitudes".

-Repercutirá en Carabobo, dado que el grueso de la industria es manufacturera, transforma los productos que vienen de Guayana. Si se da esa situación se obliga a la industria carabobeña a reducir una vez más la producción, que ha sido golpeada por la situación del país. por la inseguridad jurídica, los conflictos laborales, pero además, se le suma que tendrán que desacelerar la producción por la falta de la generación de la energía eléctrica.

-Nos preocupa la industria y la productividad, pero más el desempleo, la perdida de puestos de trabajo, la falta de calidad de vida, el deterioro de los servicios públicos. Entendemos perfectamente bien que en medio de la crisis que vivimos es necesario un proceso de racionalización del uso de la energía, de la electricidad particularmente, producto de la improvisación que ha tenido el Gobierno por la ineficiencia, la desinversión, durante muchos años en el sector.

Notitarde
Daisy Linares
http://www.notitarde.com/valencia/valencia1.html

YU

Categoria: