Skip to main content
EE. UU.: Cámara de Representantes votará para evitar incumplimiento de deuda

EE. UU.: Cámara de Representantes votará para evitar incumplimiento de deuda

Los miembros de la Cámara se apresuran a regresar a Washington el martes para aprobar un levantamiento a corto plazo del límite de deuda de la nación y garantizar que el gobierno federal pueda continuar pagando sus facturas en su totalidad hasta diciembre.

El aumento de 480.000 millones de dólares en el límite máximo de endeudamiento del país fue aprobado por el Senado la semana pasada en una votación de acuerdo a líneas partidarias. Se espera que la Cámara lo apruebe rápidamente para que el presidente Joe Biden pueda convertirlo en ley esta semana.

La secretaria del Tesoro, Janet Yellen, había advertido que las medidas para evitar un incumplimiento de las deudas del país se agotarían el lunes y, a partir de ese momento, el departamento pronto no podría cumplir plenamente con las obligaciones financieras del gobierno, informa VOA.

Un default tendría enormes consecuencias en los mercados financieros globales construidos sobre los cimientos de la deuda del gobierno de EE. UU. También se cuestionarían los pagos rutinarios del gobierno a los beneficiarios del Seguro Social, los veteranos discapacitados y el personal militar en servicio activo.

“Es atroz que nuestra nación haya sido puesta en este lugar, pero debemos tomar medidas inmediatas para abordar el límite de la deuda y garantizar que la fe y el crédito de Estados Unidos permanezcan intactos”, dijo el líder de la mayoría de la Cámara de Representantes, Steny Hoyer, demócrata por Maryland.

El actual enfrentamiento sobre el límite de la deuda se alivió cuando el líder republicano del Senado, Mitch McConnell, republicano por Kentucky, acordó ayudar a aprobar el aumento a corto plazo. Pero insiste en que no volverá a hacerlo.

En una carta enviada el viernes al presidente Biden, McConnell, dijo que los demócratas tendrán que manejar el próximo aumento del límite de deuda por su cuenta utilizando el mismo proceso que han intentado utilizar para aprobar el enorme plan ambiental y de gasto social de Biden.

El proceso, conocido como reconciliación, permite que la legislación se apruebe en el Senado con 51 votos en lugar de los 60 que normalmente se requieren. En el Senado dividido 50-50, la vicepresidenta Kamala Harris les da a los demócratas la mayoría con su voto de desempate. VOA / EA (Foto: Pixabay)