El drama de ser hipertenso en Venezuela

El drama de ser hipertenso en Venezuela

Los pacientes hipertensos son otras víctimas de la escasez de medicamentos en el país, que según cifras del Colegio de Farmacéuticos de Carabobo alcanzó el 85 por ciento, un número alarmante que coloca la salud como parte de un juego peligroso.

De farmacia en farmacia, sin conseguir con éxito las patillas para la tensión, Rosa Abreu debe pedir ayuda a sus hijos para comprarla a los revendedores. Pero la escasez ha sido tanta que en los últimos meses ni de esa forma ha logrado conseguirla.

Rosa Abreu se vio obligada a dejar de tomarlas, colocando en riesgo su vida.

A partir de este mes comenzó a llegar la pastilla para la tensión importada Losartán a algunas farmacias de Valencia, pero su precio supera un salario mínimo. La caja de 50 miligramos tiene un valor de 33 mil 744 bolívares, la de 100 miligramos cuesta 49 mil 616 bolívares.

Un pensionado o persona que gane salario mínimo, deberá trabajar todo el mes sin gastar nada, para poder pagar una caja de hipertensivo.

En una farmacia de la avenida Bolívar estaba Carmen Piña, buscaba su hipertensivo. La respuesta de la vendedora fue la que esperaba, más no la que quería escuchar, “no hay”. Con récipe en mano se retiró del lugar.

Emilia Valera buscaba el mismo medicamento en Santa Rosa, pero le dijeron que aún no ha llegado ese fármaco al sitio donde fue. Al preguntarle si pagaría por la pastilla 49 mil 616 bolívares, la impresión en su rostro fue clara, de espanto.

“Dios mío, eso es mucho dinero. Nos iremos a morir”, expresó.

Fuente: Carabobeno

AM

Categoria: