El Gobierno italiano aprueba medidas urgentes para fomentar el crecimiento

El Gobierno italiano aprueba medidas urgentes para fomentar el crecimiento

El Gobierno italiano ha aprobado un decreto ley que introduce medidas urgentes para fomentar el crecimiento económico, como exenciones fiscales, incentivos a la inversión privada o medidas de apoyo a la capitalización de empresas.

El Consejo de Ministros aprobó esta noche este documento que incluye acciones que "contribuirán a la recuperación del país y a la promoción de un crecimiento más sólido gracias al apoyo a las empresas, al mercado laboral y a las actividades de producción", se lee en una nota.

El Gobierno italiano, formado por el antisistema Movimiento Cinco Estrellas (M5S) y la ultraderechista Liga, ha sacado adelante este texto con el objetivo de impulsar el crecimiento en un país que está en recesión técnica, tras acumular retrocesos del 0,1 % en el producto interior bruto (PIB) en el tercer y cuarto trimestre de 2018.

Entre las medidas que se contemplan se encuentra una mejora de la amortización para bienes capitales, la simplificación del impuesto a la renta para sociedades y una nueva regulación de crédito fiscal para actividades de investigación y desarrollo.

Además, se introducen incentivos para favorecer al sector de la construcción, un nuevo régimen fiscal para instrumentos financieros convertibles, medidas para apoyar el desarrollo de la actividad de los autónomos y para la contratación de personal en administraciones regionales y locales.

También un plan amplio de inversiones en zonas económicas con dificultades, especialmente en las regiones de Véneto (norte) y Campania (sur).

Para reactivar las inversiones privadas, el decreto recoge una garantía estatal funcional para el desarrollo de la mediana empresa, normativas para la simplificación de la gestión del fondo de garantía para pequeñas y medianas empresas, y medidas de apoyo la capitalización de empresas.
Roma busca así fomentar el crecimiento en un momento de debilidad económica, tal y como reconoció recientemente el ministro de Economía del país, Giovanni Tria, quien afirmó que el PIB italiano se mantiene próximo a cero.

El Ejecutivo italiano ha previsto para este 2019 un crecimiento del 1 %, un déficit del 2,04 % y una deuda del 130,7 % del PIB, y tiene que presentar antes del 10 de abril en el Parlamento una actualización de su cuadro macroeconómico para este año y los objetivos de crecimiento, deuda y déficit del próximo trienio.

EFE / EB

Categoria: