El sector comercio pierde Bs. 11 millones por hora con los apagones

Cada apagón afecta a 20 por ciento de los comercios. Una hora de racionamiento eléctrico deja pérdidas de 11 millones 19 mil bolívares. En el mejor de los casos, la Corporación Eléctrica Nacional interrumpe el servicio por dos horas, aumentando la merma de ventas a 20 millones de bolívares en el estado Zulia. Otros comercios no cuentan con tanta suerte y los apagones llegan a durar entre cuatro y cinco horas.

Así lo afirmó Gilberto Gudiño Millán, presidente de la Unión Empresarial del Comercio y los Servicios del Estado Zulia (Ucez). Los datos fueron calculados en base a cifras de la recaudación fiscal del mes de septiembre del Seniat y otras del Instituto Nacional de Estadística.

En encuestas realizadas a sus agremiados, Gudiño corroboró que los apagones alcanzan hasta cuatro y cinco horas de duración. La pérdida diaria del sector comercio y servicios se multiplica así por la cantidad de tiempo en el que los locales son obligados a bajar las santamarías por la carencia de energía eléctrica.

Para Gustavo Machado, profesor de política económica de LUZ, la disminución de la actividad productiva coopera con el fenómeno de la inflación. “Una menor oferta de bienes y servicios agrava de manera desfavorable los precios”, afirmó el académico en rueda de prensa.

Explicó que el crecimiento de la producción se ve comprometido por la falta de capacidad del sector eléctrico. Pidió que mediante el diálogo se lleguen a acuerdos destinados a realizar inversiones necesarias para solventar el problema.

“Es perverso cómo se somete a la población del Zulia, más que a toda Venezuela a ese sacrificio que significa estar permanentemente en un racionamiento eléctrico. Además del racionamiento de comida y el racionamiento de agua. Estamos en una situación crítica y no se ven soluciones a corto plazo”, explicó Ciro Portillo, exvicepresidente de la extinta Enelven.

Descarta que los problemas eléctricos que se presentan en todo el país y contundentemente en el Zulia sean por sabotaje. “Yo creo que hay que decirles en dónde están los saboteadores. Yo creo que los saboteadores están y los pueden conseguir muy fácil en esos que tienen paralizados 16 mil megavatios térmicos en todo el país o los que han explotado el Guri, que cada vez se está afectando más”.

Aseguró que la demanda eléctrica nacional está en este momento cerca de 18 mil 500 megavatios. A pesar de tener 33 mil megavatios instalados, solo están trabajando aproximadamente 17 mil megavatios, dejando una demanda no servida de cerca de dos mil megavatios diarios. De esos dos mil megavatios, fuentes de Corpoelec indican que en el Zulia se racionan aproximadamente 500.

Fuente: La verdad

AJV

Categoria: