Embalse perdería 70% de potencia si llega a colapso

Embalse perdería 70% de potencia si llega a colapso

En febrero pasado, el ministro Luis Motta Domínguez dijo que “240 (msnm) es la cota mínima para operar con seguridad”. El complejo Simón Bolívar genera unos 7.000 Mw. El Zulia apenas recibe 1.000 Mw.

Unos 5.000 megavatios (Mw) dejaría de recibir el Sistema Eléctrico Nacional (SEN) si la cota del embalse del Guri llega a la temida marca de los 240 msnm. La última cifra oficial de Corpoelec — de 241,50 msnm (el mínimo histórico) publicada el pasado lunes — indica que ya se está a 1,50 metros de llegar a la “zona del colapso”, de no comenzar el período de lluvias.

Ya en febrero pasado, el propio ministro para la Energía Eléctrica, (M/G) Luis Motta Domínguez, dio señales de lo peligroso que era para el país que se tocara la referida marca. Recalcó, en esa oportunidad que “240 (msnm) es la cota mínima para operar con seguridad, por debajo de ella no se debe operar”, respondió el funcionario en la red social Twitter.

En los últimos meses, el Ejecutivo decidió tomar un conjunto de medidas inéditas para preservar el nivel de agua del embalse. El pasado martes, el presidente Nicolás Maduro ordenó reducir a dos días por semana (lunes y martes) la jornada laboral de los empleados públicos para enfrentar una eventual crisis eléctrica. A esto se le suma el plan de autogeneración de electricidad a centros comerciales y hoteles, reducir el horario de la administración pública de 7:30 am hasta la 1:00 pm, cortes eléctricos rotativos de 4 horas diarios y bajar el 30% el consumo de electricidad en las empresas básicas de Guyana.

El mínimo histórico de la cota del Guri se marcó el lunes 25 de abril 241,50 msnm.

Incluso, Maduro no descartó la “ayuda internacional” para enfrentar la situación que, ha dicho, ha sido provocada por la fuerte sequía que golpea al país debido al fenómeno climático de El Niño.

Un ingeniero jubilado de la central hidroeléctrica Simón Bolívar, con más de 30 años de experiencia, informó a PANORAMA que al tocar el embalse de los “240 metros el Guri pasa de generar unos 7.000 Mw a por lo menos 2.000 Mw, es decir, se dejan de producir 5.000 Mw (suficiente energía para suplir las necesidades eléctricas de unos 10 estados del país). Se tienen que detener entre el 70-80% de las unidades de la casa de máquina II”.

Destacó la fuente que “en la casa de máquinas I existen unas cuantas unidades que están conectadas para trabajar a una cota de 230 metros y por debajo de los 215 msnm”.

Recientemente, el experto en el tema eléctrico y consultor internacional José Aguilar, aseguró que lo más peligroso para las turbinas del embalse es la presencia de los denominados “vórtices en el agua”.

“Son especies de remolinos que se forman en el agua que a su vez producen aire y burbujas que pueden ingresar a las turbinas y dañar sus partes metálicas porque producen mini explosiones. Esto pone en peligro el funcionamiento de los sistemas y generaría innumerables pérdidas económicas. Lo más sensato y responsable al llegar a los 240 msnm es paralizar el embalse (…) y sería una grave irresponsabilidad del Ejecutivo si continua forzando las turbinas por debajo de esa marca”, expresó Aguilar.

El consultor insiste en que “esta situación se pudo prevenir con tiempo. Hoy ya es bastante crítica y con poco margen de maniobra. Las plantas termoeléctricas nunca se reactivaron”. Datos extraoficiales revelan que en el país existen unos 17.000 Mw térmicos operativos, pero según Corpoelec solo están disponibles unos 6.000 Mw.

Actualmente, la central hidroeléctrica Simón Bolívar cuenta con 20 unidades (turbinas), repartidas a partes iguales en dos casas de máquinas: I y II. El Guri cuenta con una capacidad de generación de 10.000 Mw y abastece de electricidad al 60% del país.

Sobre reducir la jornada laboral en el sector público a dos días por semana, el ingeniero eléctrico Luis Carreño opinó que “el Gobierno lo que quiere es maximizar el ahorro del consumo de electricidad en las oficinas gubernamentales. Ellos están conscientes que lo significa que el embalse toque los 240 metros (...) pero esta es una medida insuficiente porque la mayor demanda de energía proviene del sector residencial que es más del 60%”.

Para Carreño, “en las termoeléctricas estaba la solución a esta crisis. Sólo operan unos 6.000 Mw de 17.500 Mw. Ojalá que en el futuro no se vuelvan a repetir estos errores y se realicen los correctivos necesarios”.

Asimismo, el ingeniero y experto en materia eléctrica Ciro Portillo indicó que el Zulia recibe unos 1.000 Mw del sistema del Guri. “Acá tenemos Termozulia y los complejos Tamare y Bachaquero, la planta Ramón Laguna (...) con lo que el estado podría contar con una cantidad suficiente de megavatios por si falla la central hidroeléctrica del estado Bolívar. Lamentablemente, nuestro sistema eléctrico propio está muy débil por la falta de inversión y de mantenimientos (...) en conjunto opera al 50% de su capacidad”.

“Es necesario concluir la planta de Bachaquero, cerrar los ciclos combinados en las plantas de Termozulia e instalar las turbinas que están almacenadas en la Costa Oriental del Lago (COL). Si se realizan esos trabajos se estarían incorporando a nuestros sistema unos 1.000 Mw que son lo que recibimos de afuera”, concluyó Portillo.

El pasado martes, el ministro Motta Domínguez dijo que en materia de generación termoeléctrica recientemente se inauguró un turbo generador en la ciudad de Barquisimeto, estado Lara. También se activó otro generador en la máquina 6 de Planta Centro, la cual genera 600 megavatios.

Aclaró que en el Guri “se realizó el mantenimiento en casa de máquinas I, lo cual frenó el descenso del embalse, que venía ocurriendo en una rata de 16 centímetros diarios y ahora bajó a 12 centímetros. Un centímetro que baja el embalse representa 47 mil millones de litros de agua”.

Fuente: Panorama

AM

Categoria: