Escasez, inseguridad y bajos sueldos: Se agudiza la crisis del sector salud

El sector salud presenta graves deficiencias. El diagnóstico para nada es alentador. La crisis sanitaria es palpable, real, innegable. Las infraestructuras hospitalarias son insuficientes, los insumos no alcanzan, la escasez de medicamentos se acentúa, los bajos sueldos de los médicos y profesionales de la enfermería no soportan la depresión económica.

A estas dolencias se suma la inseguridad, flagelo que penetra las instancias médicas y la migración de galenos.

El doctor Ruy Medina, director regional de Salud, enfatiza que no hay plata y mientas no exista un presupuesto acorde a la realidad, el sector salud andará a medias.

"El mal del sector salud es la falta de presupuesto. Ninguna falla se corregirá si no se proveen los recursos correspondientes”.
Apuntó que el presupuesto del Hospital Central Antonio María Pineda para 2015 es de 748 millones de bolívares anuales y del Hospital Pediátrico Agustín Zubillaga es de 144 millones de bolívares anuales. El Ministerio para la Salud apenas asignó 20 millones al Hospital Central.

"El resto lo cubre el gobierno regional porque el Ejecutivo nacional señala que el estado es descentralizado. Resulta que la salud es una en todo el país. Si las administraciones se descentralizan en un momento determinado es una cosa, pero los gastos por salud le corresponden al gobierno nacional”, apunta.

Indicó que el Pediátrico apenas recibió de la cartera de Salud 12 millones de bolívares

"Si no hay plata no podemos comprar anestésicos, medicamentos, suturas, compresas, tubos endotraqueales, tomógrafos, resonadores magnéticos (que hacen falta); tampoco podemos reparar los aires acondicionados, las ambulancias, los jeep para penetración rural... Si no hay recursos no es posible solucionar los problemas del hospital”.

Múltiples demandas

"Nuestras demandas son múltiples y reiterativas”, asegura el doctor Elías Mubayed, presidente del Colegio de Médicos del estado Lara.

Adelantó que la Federación Médica Venezolana y los colegios, emprenderán una lucha a fin de que actualicen los bajos salarios de los médicos, por el orden de los siete y nueve salarios mínimos para el profesional de la medicina, desde el médico rural hasta el jefe de servicio y médico director hospitalario.

Otra petición tiene que ver con la infraestructura hospitalaria, la cual exhibe un evidente deterioro.

"Algunos ambulatorios y hospitales tienen áreas fuera de servicio. El gobierno debe asumir la funcionalidad de esas estructuras. El Hospital Militar de Barquisimeto, por ejemplo, no tiene el recurso humano suficiente. Cuando los pacientes llegan a la emergencia son referidos al Central. No se gana nada construyendo recintos si no se dotan de personal calificado e insumos”.

No hay

Los médicos, donde sea que se desempeñen (consultas externas, pabellón, hospitalización o emergencia), requieren materiales para formalizar el tratamiento terapéutico. Pero hay escasez de distintos insumos.

"Criticamos que la Gobernación de Lara haga dotaciones esporádicas, no hay una continuidad que garantice el abastecimiento. Por otra parte, el diputado Luis Jonás Reyes, entrega insumos para hacer propaganda política. Debe existir una dotación permanente para que el médico se sienta confiado y tranquilo al momento de asumir la guardia”.

Blanco de criminales

Mubayed expresó que la delincuencia no perdona las instalaciones médicas.

"Los criminales hacen de las suyas, atracan a los familiares de los pacientes, a los propios pacientes, a los médicos y enfermeras. No existe un plan de seguridad hospitalaria”.

¿En qué se invirtió?

En agosto de 2013 el Ejecutivo nacional anunció el Estado Mayor de Salud con el propósito de resolver fallas de infraestructura hospitalaria e insumos a escala nacional.

En agosto de 2014, el Gobierno informó que invertiría 688.896.000 bolívares en Salud. El pasado 7 de septiembre, se conoció de la inversión de 1.000 millones de bolívares para rehabilitar 49 hospitales de la Red Hospitalaria Pública.

Pese a los dos primeros anuncios, la crisis se acentuó.

¿Ahora se invertirá realmente?, es la pregunta que se hace la doctora María Yanes, expresidente de la Red de Sociedades Científicas.

El balance de lo que va de 2015 es negativo y alarmante, los problemas de salud se han agravado y exacerbado en todos los ámbitos, apuntó.

"Los hospitales a escala nacional tienen los mismos problemas, existe un colapso a la hora de ingresar a los pacientes porque hay una disminución de las camas operativas. La escasez de insumos, materiales y suministros permanece en un constante déficit, los presupuestos asignados a los hospitales están muy por debajo de sus requerimientos”.

Yanes detalló que hay 320 hospitales en el país y 230 dependen del Ministerio para la Salud; 36 depende del Seguro Social y el resto son recintos militares, dependientes del Ministerio de Defensa.

"Hay una centralización excesiva de los recursos destinados a salud”.

Déficit

Yanes también señaló el déficit de capital humano, sobre todo especializado.

"Los salarios no cubren la expectativa del médico venezolano. Venezuela tiene una inflación de tres dígitos y una canasta básica que supera los 30 mil bolívares. El salario integral de un especialista y residente oscila entre los 7 y 12 mil bolívares, eso no alcanza”.

Mencionó que se pueden remodelar todas las áreas de un hospital pero si no se tiene el personal ni los insumos, de nada sirve. En un hospital, por ejemplo, no pueden fallar los servicios y eso está ocurriendo.

Hechos violentos

La nefróloga subrayó otro factor que aqueja al sector. Se trata de la cantidad de personas que ingresan a los hospitales por hechos violentos.

"Colapsan las salas de emergencia y predominan las cirugías de urgencia sobre las electivas, la lista de pacientes es enorme en todos los centros. Lo cierto es que no ha habido capacidad de respuesta para esta situación por lo cual el balance es negativo. Al médico venezolano se le hace cada día más difícil la atención al paciente. El Estado no está cumpliendo con el artículo 83 de la Constitución, los venezolanos deben activarse para defender su derecho a la salud”.

70% de escasez

La escasez de medicamentos alcanzó el 70%. La crisis se agudiza, indicó Freddy Ceballos, presidente de la Federación Farmacéutica Venezolana (Fefarven).

"La no liquidación de divisas tiene en jaque al sector farmacéutico. La situación es tan grave que los pacientes, representantes de droguerías y sindicatos de las grandes empresas farmacéuticas, han salido a protestar, eso nunca se había visto. Todo el sector salud está afectado”.

El problema es la adjudicación de divisas, además que el certificado de no producción tarda 90 días en tramitarse. Desde el mes de julio el sector no recibe dólares.

"A la fecha, la deuda con los proveedores supera los 4 millardos de dólares”, acotó.

Ceballos expuso que el Cencoex, ente encargado de adjudicar las divisas, no da respuestas.

"El Gobierno quiere resolver la crisis con un sistema de distribución cuando el problema es de abastecimiento de medicamentos. En lo que va de 2015, se ha liquidado apenas 25% de las divisas”.

Actualmente, dijo, hay problemas para diagnosticar e implementar el tratamiento.

¿Y el boletín epidemiológico?

El doctor Julio Castro, médico internista, infectólogo y profesor del Instituto de Medicina Tropical de la UCV, destaca que el boletín conlleva una responsabilidad internacional, que tiene Venezuela con el resto de los países.

Se trata de una publicación que se produce en todos los países de América Latina y en la mayoría de los países del mundo por un acuerdo que asumen los gobiernos con la Organización Mundial de la Salud (OMS).

"De esta manera protejo mis fronteras de algunos problemas de salud que pudieran afectar mis poblaciones vecinas. Si no fuera por el boletín, no nos hubiéramos enterado de la epidemia de chikunguña en América Latina”, asegura Castro.

El especialista enfatiza que se trabaja a ciegas.

"Desconocemos qué tan eficaces somos combatiendo tuberculosis, dengue, malaria... Sin esa información es difícil que las diferentes estructuras de salud del estado elaboren programas de prevención”.

Históricamente, Venezuela ha tenido un sistema de registro de información epidemiológica bastante bueno, fruto de la responsabilidad de los epidemiólogos, quienes se acostumbraron a reportar todas las eventualidades médicas. Con el tiempo se volvió una obligación. Si el boletín no se publica, los especialistas no se verán en la obligación de reportar nada, subraya.

Fuente: El Impulso

AJV

Categoria: