Fedenaga reporta pérdidas de más de cinco millones de dólares por apagón

Fedenaga reporta pérdidas de más de cinco millones de dólares por apagón

El gremio de ganaderos venezolanos reportó este miércoles pérdidas superiores a los 5 millones de dólares por las dificultades operativas que causó el masivo apagón que sufrió el país el pasado jueves y que aún no se resuelve completamente.

La Federación Nacional de Ganaderos de Venezuela (Fedenaga) informó en un comunicado que al verse cortada la electricidad y, por tanto, la cadena de frío y la comercialización, casi 7.000.000 de litros de leche destinadas al consumo y a la fabricación de quesos se perdieron, lo que se tradujo en pérdidas por 4.167.704 dólares.

Además, más de 2.000 toneladas de carne se dañaron en canales agropecuarios y carnicerías al verse interrumpida la normal refrigeración.

Fedenaga calcula en 1.465.811 dólares estas últimas pérdidas, que elevan el total hasta los 5.633.515 dólares.

Los alimentos descompuestos, añadió el gremio, pudieron haber servido para el consumo anual per cápita de casi 160.000 venezolanos.

Los ganaderos reconocen, además, severas dificultades para cumplir los compromisos laborales y comerciales asociados al sector ante la imposibilidad de acceder a canales electrónicos de pago, lo que afecta a unas 3.000.000 de personas.

También alertan que el fallo en el suministro de combustibles "atenta contra el suministro de beber de los animales", lo que pone en riesgo de muerte por sed a cerca de 5.000.000 de cabezas de ganado.

"Todas estas consideraciones pretenden hacer un llamado de atención a la sociedad en general y principalmente a los encargados de la gerencia de la gestión energética del país, a que tomen conciencia de la gravedad del problema que estamos enfrentando y nos está conduciendo a una hambruna nacional", prosiguió Fedenaga.

Más temprano, la principal compañía de alimentos de Venezuela, Empresas Polar, también reportó pérdidas superiores a los 5 millones de dólares, pero asociadas a los saqueos que sacudieron el estado de Zulia (oeste) los pasados domingo y lunes cuando la región aún enfrentaba las secuelas del apagón.

Las fallas eléctricas son constantes en Venezuela, un país sumido en una grave crisis económica pese a su riqueza en recursos naturales y contar con las mayores reservas probadas de petróleo en el mundo.

Los cortes se han acentuado en el último lustro y afectan principalmente a las provincias, aunque ya se sienten también en Caracas, la capital y asiento de los poderes públicos.

Por el apagón del jueves el Gobierno de Nicolás Maduro acusó de sabotaje a Estados Unidos -su mayor crítico- y a la oposición local, pero expertos apuntan al mal manejo de dineros públicos y a la ineptitud como las causas reales de la crisis del sector. EFE


Comunicado

La Federación Nacional de Ganaderos de Venezuela (Fedenaga), cumple con notificar a la sociedad venezolana que el apagón eléctrico nacional iniciado el pasado día jueves 7 de marzo y que persiste en algunas zonas ganaderas del país, ha provocado y sigue ocasionando graves pérdidas a los productores agropecuarios con repercusión y consecuencias en el abastecimiento de alimentos a los venezolanos.

En razón de ello enunciamos algunos de los efectos lamentablemente irremediables de la citada falla, que han sucedido en momentos en que atravesamos una crisis nacional que debe calificarse corno emergencia alimentaria:

1) La producción diaria de leche destinada al consumo líquido se estima en un 23% de la producción del día lo que quiere decir 1.260.274 litros por aproximadamente, y significa que por lo menos unos 5.041.096 litros se han dañado o dejado de producir, representando una pérdida material de 5.041.095.890 de bolívares soberanos (US$ 1.400.304).

2) La producción de leche adquirida por las queseras artesanales, estimada en un 25% de la producción de leche del día la asumimos en 1.369.863 litros que es lo mismo que 5.479.452 litros para el período considerado entre los días viernes 8 y lunes 11, y esto representa aproximadamente 996.264 kilogramos de queso de pasta blanda, que por falta de refrigeración y por parálisis en la comercialización se han perdido, esta pérdida se puede estimar en 9.962.640.100de bolívares soberanos ($2.767.400).

3) La carne en los mataderos producto del beneficio de ganado de los días jueves 7 y viernes 8, puede estimarse en 1.661.538 kilogramos de carne en canal, de los cuales por paro en el frío de conservación podemos considerar que un 50% sufrió descomposición en algún grado, traduciéndose en la pérdida de 830.769 kilogramos de carne en canal, siendo esto unos 2.076.922.500 de bolívares soberanos ($ 576.923 aproximadamente).

4) La carne recibida en las carnicerías los días miércoles 6 y jueves 7, que puede calcularse en 1.600.000 kilogramos de carne en canal, cuya pérdida puede estimarse en un 80%, porque estas suelen no estar equipadas con respaldo eléctrico de emergencia, son 1.280.000 kilogramos que por suspensión de la refrigeración, significan una pérdida de 3.200.000.000 ($888.888).

5) La parálisis en la comercialización de leche afecta aproximadamente unos 2.500 transportistas y 5.000 puestos de trabajo al día por este servicio.

6) El apagón y en consecuencia el paro en la comercialización de la leche y por consiguiente las pérdidas en la producción afecta directamente a unos 70.000 productores agropecuarios que venden su producción de leche en forma líquida y a su grupo familiar, a sus 350.000 trabajadores directos ya 1.750.000 trabajadores indirectos.

7) Las perdidas de leche representan la pérdida equivalente del consumo per capita anual de 159.402 venezolanos, con la producción afectada de solo 4 días, con tendencia a agravarse mientras persista la falla eléctrica.

8) Las pérdidas de carne afectan al equivalente al consumo per capita anual de 527.692 personas.

9) La suspensión del servicio eléctrico y por consiguiente de las comunicaciones, han ocasionado el incumplimiento de compromisos de pago laborales y comerciales asociados al sector ganadero con el perjuicio a unas 3.000.000 de personas, ante la imposibilidad de acceder a medios de pago electrónicos, en momentos cuando no existe disponibilidad de efectivo suficiente.

10) Desde el punto de vista clirnático nuestro pais está atravesando el normal período de sequía correspondiente al año 2.019, durante el cual se producen incendios que para ser controlados se hace necesario el uso de tractores, que requieren combustible (gasoi)) y en estos momentos de escasez del mismo, agravado por la falta de energia eléctrica en las estaciones de servicio, potenciando la gravedad de la situación de incendios incontrolados con las consecuencias de cuantiosas pérdidas de pastos e infraestructura.

11) La Falta de combustible para los vehículos de trabajo impide la ejecución y supervisión adecuada de las actividades. Además la imposibilidad de transportar alimentos para el ganado en las fincas genera efectos negativos a la productividad.

12) La Falta de combustible atenta contra el suministro de agua de beber de los animales, poniendo en riesgo de muerte por sed a unas 5.000.000 de reses.

13) El reducido inventario de biológicos indispensables para el resguardo de la salud animal, puede haberse dañado en algún porcentaje al romperse la cadena de frío producto de la suspensión del servicio eléctrico y la carencia de combustible para accionar los generadores eléctricos de respaldo.

Es importante destacar que las cifras indicadas responden a estimaciones razonables en función de nuestros niveles de producción. Las pérdidas se encuentran en la cadena, si los productos sean cámicos o lácteos, fueron regalados a la población, eso de igual manera representa una pérdida comercial que alguien asumió, con las consecuencias para él y sin ningún tipo de posibilidad de reposición.

Todas estas consideraciones pretenden hacer un llamado de atención a la sociedad en general y principalmente a los encargados de la gerencia de la gestión energética del país, a que tomen conciencia de la gravedad del problema que estamos enfrentando y nos están conduciendo a una hambruna nacional. A estas autoridades le exigimos que atiendan y enfrenten con responsabilidad y efectividad la solución de esta difícil situación.

Al pueblo en general apelamos a su razón para que eviten la tala y las quemas criminales que se están produciendo en toda nuestra geografía nacional, mayormente por la acción irresponsable e inconsciente de personas sin escrúpulos que perjudican gravemente el interés colectivo nacional.

EA

Categoria: