García Carneiro: no hay escasez sino patria

La escasez es un tema que se comenta en cualquier esquina del país, porque afecta directamente la mesa de los venezolanos. Para el Gobierno y la oposición han servido de bandera de política. Mientras el oficialismo lo niega, la oposición lo reitera y los culpabiliza directamente.

En especial los personeros del Gobierno han pronunciado frases que se han vuelto célebres y repetitivas a través de las redes sociales hasta volverlas Trending topic. Las primeras declaraciones un tanto descontextualizadas las expresó el gobernador del estado Bolívar, Francisco Rangel Gómez, en el mes de septiembre de 2015 cuando invitó al pueblo chavista a mantenerse “resteado” así se comiendo piedra.

“Tengamos mucho cuidado, que nos quiten lo que les dé la gana, nosotros somos capaces de comer palo o tirar en vez de dos huevos, dos piedras y nos comeremos las piedras fritas, pero a nosotros no nos doblega nada ni nadie”, enfatizó.

Para el mes de octubre le siguió su compañera revolucionaria, Jacqueline Faría, quien llamó a los venezolanos a disfrutar de las colas sabrosas “para el vivir viviendo”, durante una jornada de distribución de alimentos en parroquia Macarao del municipio Libertador.

Pero las colas que hacen diariamente los venezolanos para la adquisición de alimentos de primera necesidad, se traspalaron a los centros de votación habilitados por el Consejo Nacional Electoral (CNE) el pasado 6 de diciembre, para el ejercicio de derecho al voto que consagra la Constitución. Sin embargo, estas filas no se organizaron en el circuito 5 de Distrito Capital para favorecerla en votos, por lo que Faría no fue proclama diputada.

Ahora llega el año 2016 y la chispa creativa continúa en los miembros del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), comenzando con la creación del Ministerio para Agricultura Urbana que estuvo dirigido por Emma Ortega, quien invitaba a combatir la escasez mediante la siembra en “botella vieja o una latica” desde los balcones de sus hogares. Sus demás estrategias no pudimos conocerla porque solo duró 15 días en el cargo.

Al paso salió la ministra Lorena Freitez -sustituta de Ortega- quien manifestó que “antes teníamos supermercados llenos y neveras vacías y hoy tenemos supermercados que se desabastecen muy rápidamente y las neveras y despensas de la ciudadanía llenos de comida”. Afirmación que no se correlaciona con el diario vivir del venezolano que hasta tiene que recurrir a los denominados “bachaqueros”, para obtener cualquier producto de primera necesidad a sobreprecio.

Más allá se atrevió a ir el gobernador del estado Vargas, Jorge García Carneiro, quien no menciona la “guerra económica” sino que atribuye la escasez a la “guerra psicológica”.

“Cuidado porque estamos cayendo en la trampa de esa guerra psicológica. Para nosotros, no hay escasez. Para nosotros lo que hay es amor, lo que hay es patria”, aseveró.

A fin de cuentas hay una pregunta frecuente en los venezolanos ¿De quién es la culpa de la escasez?

Fuente: ACN

YR

Categoria: