El Gobierno de México expresó preocupación por la nacionalización de Monaca

"Desgraciadamente (dicha ruptura) nos ha dejado sin un marco bilateral que nos permita actuar en estos casos", añadió la secretaria de Relaciones Exteriores de México.

"En el caso de las afectaciones a empresas mexicanas -recordó- hemos sido muy francos y claros con el Gobierno venezolano para expresarle nuestra preocupación".

Puso como ejemplo cómo en 2008 el Gobierno de México intentó "facilitar el diálogo" entre las autoridades venezolanas y la empresa Cemex, tercer productor mundial de cemento, tras la expropiación de los activos de su filial en el país suramericano.

Insistió en que "como Gobierno" no pueden intervenir directamente en este tipo de procesos que se dan entre otro país y una empresa, aunque en estos casos sí enfatizan en la necesidad de que se respeten todos los derechos de las compañías afectadas "para que no se vean discriminadas de manera injusta".

Respecto a la expropiación de la empresa alimentaria Monaca, refirió que ayer se pusieron en contacto con sus responsables, quienes le explicaron que, al operar como una subsidiaria de una empresa española, "utilizarán el marco jurídico que prima entre Venezuela y España para abordar este tema".

"Pero está claro -concluyó- que de inmediato nos preocupamos y nos ocupamos de poder analizar con ellos, siempre con la anuencia y a solicitud de las empresa afectadas, qué tipo de apoyo pudieran requerir". EFE

Categoria: