Hasta 50.000 Bs. pagan pacientes de diálisis por un catéter

Hacen lo imposible por conseguir un catéter para diálisis. Hasta 50 mil bolívares pagan a distribuidores externos los familiares de pacientes en tratamiento de diálisis en el hospital General del Sur, en el estado Zulia.

Usuarios de diálisis del centro asistencial denuncian que desde hace ocho meses deben “brincar y saltar” para conseguir un catéter. Algunos lo consiguen a un precio que pueden permitirse, mientras que otros con sueldo mínimo deben esperar hasta que aparezca lo que pone “en riesgo” la vida del enfermo.

Nefrólogos aseguran que el catéter de diálisis (tubo empleado para mover la sangre del paciente hacia la máquina de hemodiálisis), aunque es un medio de uso temporal debe ser colocado al paciente en la brevedad de acuerdo con la urgencia del caso.

Una usuaria manifiesta su descontento hacia el “corre, corre” que debe pasar semanalmente para conseguir el dinero. Relata que tiene un hijo con insuficiencia renal y desde hace seis meses recibe tratamiento en General del Sur. Comentó que les piden el catéter para los procedimientos y se ve en la necesidad de acudir a distribuidores externos que semanalmente aumenta el precio del insumo. “Lo compré primero en 12 mil y una semana después en 15 mil, en otros lugares piden hasta 50 mil y cuando es de urgencia la gente compra”.

Al límite

Graciela Sánchez, directora del General del Sur, aseveró que el servicio de nefrología está operativo y atienden a todos los pacientes con los insumos necesarios. Resaltó desconocer que se estén pidiendo insumos a los pacientes ya que todo lo necesario es enviado directamente al servicio de diálisis.

Una autoridad del centro asistencial admitió que no están ingresando nuevos pacientes ya que superaron su capacidad y aceptarlos implica desmejorar la atención de los demás pacientes, “aunque no se les niega la atención a los pacientes de emergencia”.

Una usuaria comentó en su descontento que para los pacientes nuevos solo ofrecen colocar el catéter y posteriormente remitirlos a centros con servicio de diálisis en 5 Julio y Sierra Maestra.

Como el catéter, destaca la falta de soluciones necesarias para la estabilización del usuario en el procedimiento. En la pared del área de nefrología está un cartel que reza: “No tenemos solución 0.9”, al pasar los comentarios de los locales son repetitivos “la debemos comprar afuera y cuesta entre mil y mil 500 bolívares”.

Entre las deficiencias agradecen la atención de los médicos y enfermeras quienes atienden cada caso “diligentemente” y facilitan alternativas a los pacientes cuando “escapa” de las manos del hospital.

Fuente: La verdad

AM

Categoria: