La filial brasileña de Iberdola Neoenergia debuta mañana en Bolsa de Sao Paulo

La filial brasileña de Iberdola Neoenergia debuta mañana en Bolsa de Sao Paulo

La empresa brasileña de energía Neoenergia, controlada por el grupo energético español Iberdrola, debutará mañana lunes en la Bolsa de Sao Paulo tras una operación de colocación de acciones que valoran la compañía en más de 18.995 millones de reales (4.959 millones de dólares).

La salida de Neoenergia a bolsa se produce tras el intento de 2017, cuando la brasileña suspendió la operación porque los potenciales inversores no estaban dispuestos a pagar los precios a los que se ofertaban sus acciones, entonces fijados en entre 15,02 y 18,52 reales (entre 3,92 y 4,83 dólares).

Iberdrola, que tiene un 52,45 % del capital, y sus socios -Banco do Brasil (9,34 %) y el fondo de pensiones brasileño Previ (38,21)- decidieron este año reactivar su salida a bolsa, con un precio de 15,65 reales (4 dólares) por cada acción de los 208 millones con los que regará el parqué.

El precio de la oferta se sitúa dentro de la horquilla de precios indicativa recogida en el anuncio del registro de la oferta, que era de entre 14,42 y 16,89 reales brasileños (3,76 dólares y 4,4 dólares).

En total, será ofrecido el 17,1 % del capital de Neoenergia y la compañía cotizará en el "Novo Mercado" de la Bolsa de Sao Paulo, que reúne a las empresas con mayor gobernanza corporativa en Brasil.

Iberdrola mantendrá en Neoenergia una participación equivalente al 50 % del capital más una acción. El estatal Banco do Brasil, por su parte, ofrecerá toda su participación en la compañía, mientras que Previ venderá el 5,3 % de Neonergia y se quedará una participación cercana al 33 %.

De esa forma, la española venderá un paquete de 29,7 millones de acciones, Banco do Brasil 113,4 millones de títulos y Previ un total de 64,9 millones de títulos, una operación que supondrá unos ingresos de más de 3.000 millones de reales (más de 783 millones de dólares).

Se trata de la segunda salida a bolsa en Brasil en lo que va de año, después del IPO de la compañía de productos deportivos Centauro.

La actual Neoenergia se formó en 2017 tras la fusión de esta empresa con Elektro, ambas participadas por la española, y la salida a bolsa de la nueva compañía fue uno de los compromisos que asumió Iberdrola al concluir la operación en Brasil.

Desde entonces, los resultados de Neoenergia han mejorado y en 2018 la compañía obtuvo un beneficio neto de 1.594 millones de reales (cerca de 416,18 millones de dólares), el 253 % más que un año antes, gracias a la revisión de tarifas en Brasil.

A través de Neoenergia, Iberdrola se ha convertido en la principal eléctrica de Brasil por número de clientes, con 13,8 millones de puntos de suministro que atienden a 34 millones de brasileños.

La compañía, presente en 18 de los 27 estados de Brasil, cuenta con una capacidad de producción de más de 3.700 MW, de los cuales casi el 86 % son renovables, y casi 700.000 kilómetros de líneas eléctricas, operadas por Cosern, Celpe, Coelba y Elektro.

En una reciente visita a Brasil, el presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, reafirmó el compromiso de la compañía de seguir apostando por el país después de 22 años de presencia en el gigante sudamericano.

La firma vasca tiene previsto invertir en Brasil unos 6.500 millones de euros en los próximos cinco años, fundamentalmente en el desarrollo de nuevas líneas de transporte, la construcción de quince nuevos parques eólicos y la mejora de redes de distribución. EFE

IR

Categoria: