La oposición en Argentina se manifiesta en contra de la negociación con el FMI

La oposición en Argentina se manifiesta en contra de la negociación con el FMI

Organizaciones políticas, sociales y sindicales opositoras al Gobierno del presidente argentino, Mauricio Macri, se manifestaron hoy en Buenos Aires en contra de la negociación de ayuda financiera con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

El acto opositor, que se realizó al pie del emblemático Obelisco capitalino, fue convocado bajo el lema "La Patria está en peligro" y, tras la actuación de bandas musicales, concluyó con la lectura de una proclama en rechazo a las conversaciones con el FMI y a muchas de las políticas que lleva adelante el Ejecutivo de Macri.

"Rechazamos los acuerdos del Gobierno con el FMI y su modelo de dependencia política y económica con las grandes potencias extranjeras", señalaron los manifestantes en un documento leído por los actores Paola Barrientos y Osmar Núñez.

Tras las fuertes turbulencias financieras registradas a principios de este mes, con una brusca depreciación del peso argentino, el Gobierno de Macri solicitó al FMI abrir negociaciones para acceder a ayuda financiera.

El FMI ha evitado comentar por el momento el monto del programa de rescate, que analistas han situado en torno a los 30.000 millones de dólares, ni el tiempo necesario para concretar los detalles y condiciones, que, según medios argentinos, incluirían un fuerte recorte del gasto público.

En el acto, al que asistieron miles de personas, los manifestantes cuestionaron el endeudamiento externo, los acuerdo de libre comercio, la "apertura irrestricta de las importaciones, la concentración económica "en un puñado de multinacionales" y "la matriz especulativa con la que intentan destrozar el aparato productivo".

Rechazaron asimismo los aumentos de tarifas de servicios públicos, la flexibilización laboral, el "ajuste en el salario real", la reforma del sistema de jubilaciones, los "programas de ajuste y saqueo" y la "persecución política a la militancia popular".

"Defendemos la política como herramienta transformadora de la realidad. Abrazamos la verdad para que nunca más por el camino de la mentira un proyecto económico de miseria se pueda alzar con el Gobierno y lo ejerza con cinismo, hipocresía y represión", afirmaron.

"El colonialismo neoliberal solo puede ofrecernos un destino miserable para las mayorías populares. Por eso nos enfrentamos al Gobierno por el camino de la democracia, en las calles, y lo haremos también en las urnas", añadieron, cuando falta algo más de un año para los comicios presidenciales de 2019.

El acto, que contó con la participación de agrupaciones políticas kirchneristas y de izquierda, coincidió con la celebración en Argentina de un nuevo aniversario de la revolución de mayo de 1810, acontecimiento histórico que marcó el inicio de un proceso que concluiría seis años después con la declaración de la independencia de la corona española.

Ante la convocatoria opositora, el jefe de Gabinete argentino, Marcos Peña, dijo hoy a periodistas que, a su juicio, el hecho de que exista "la posibilidad de manifestarse en paz, en libertad, de expresar sus disensos, como lo vienen expresando entre todos aquellos que apoyaron el gobierno anterior, es parte también de la celebración de la Patria en democracia".

"Es una jornada de paz, independientemente de que haya expresiones de disenso. De eso se trata la democracia", afirmó.

Peña sostuvo que "lo importante es seguir trabajando para ordenar la economía y llegar al equilibrio fiscal lo más rápido posible para, de esta manera, depender menos del endeudamiento".

"Argentina hace siete trimestres que está creciendo y esto es muy importante porque ,en la medida de que crezcamos, vamos a generar más trabajo, más oportunidades. Eso no quita que tenemos mucho desafíos, entendiendo que las trabas son cuestiones que tenemos que superar", sostuvo.

La movilización también coincidió con el décimo quinto aniversario de la llegada a la Presidencia argentina del fallecido Néstor Kirchner (2003-2007), cuya esposa y sucesora, Cristina Fernández (2007-2015) dijo este jueves que el FMI, como prestamista, "impone programas económicos de ajuste" que "impactan negativamente en el desarrollo económico y social".

"No se conoce un sólo país en el mundo que haya aplicado programas de este organismo y que haya mejorado su situación económica y social", afirmó la expresidenta y actual senadora opositora en un artículo publicado en un portal de internet.

Según Fernández, "la catástrofe financiera y cambiaria" que se registró este mes en Argentina adquiere "ribetes de tragedia" cuando Macri y la alianza gobernante Cambiemos "le comunican a los argentinos y argentinas que han decido volver al FMI a pedir préstamos". EFE

ST

Categoria: