“La OPSU vulnera el derecho a una educación de calidad”

Aun cuando ya fueron inscritos los nuevos estudiantes en la Universidad Simón Bolívar (USB), por imposición de una decisión del Tribunal Supremo de Justicia, la Asociación de Egresados de esa universidad, reiteró su rechazo a la vulneración de la educación de calidad y excelencia que ha sido tradición de esa casa de estudios.

“Respaldamos los valores de inclusión que siempre han estado presentes en la USB, y que para nosotros los representan el examen de admisión y los programas PIO (Igualdad de Oportunidades) y CIU (Iniciación Universitaria), que desmienten con hechos el argumento de que la Universidad Simón Bolívar es elitesca y excluyente”.

La información la suministró Catalina Ramos, presidente de la Asociación de Egresados de la Universidad Simón Bolívar, AEUSB, quien agregó que esa entidad insiste en la defensa de su institución frente a los ataques a las universidades, en razón de que “ellas representan los valores que han estado ausentes en las líneas de gobierno, en los últimos años, y que son imprescindibles para que un país se modernice y desarrolle”.

Reiteró Ramos que las virtudes del conocimiento, experiencia, trayectoria, reconocimiento al mérito y al esfuerzo son los únicos que deben prevalecer para destacarse y progresar. “La excelencia y la educación de calidad siempre han sido el sello característico de nuestra Alma Mater, que se ha visto disminuida por un déficit presupuestario crítico, en el que se le ha asignado a la USB la tercera parte de lo solicitado, desde hace al menos, siete años, sin considerar la inflación, el aumento del número de estudiantes, las carencias de las bibliotecas, laboratorios, ni servicios, lo que ha generado esta crisis”.

La AEUSB ve con preocupación el ingreso de los estudiantes OPSU (Oficina de Planificación del Sector Universitario); entre otras cosas, por las dificultades que atravesarán al no poder atenderlos adecuadamente. No hay profesores suficientes y los que siguen en la universidad están en condiciones críticas, los laboratorios están trabajando al mínimo y los servicios de comedor y transporte no se dan abasto, ni siquiera con la planta estudiantil actual. Se pregunta entonces, cómo van a atender al doble de la población estudiantil.

Agregó la presidente de la AEUSB que no es cierto que el sistema de ingreso OPSU favorezca la consecución de la carrera a los jóvenes propuestos en la lista. Se les están creando falsas expectativas respecto a su posibilidad de éxito, los resultados históricamente han mostrado todo lo contrario. Alrededor del 50 por ciento de los jóvenes que han ingresado por esta vía aparecen como inactivos a los dos años, y la mayoría de los que permanecen llevan menos de la mitad de los créditos aprobados, si se comparan en períodos iguales con los que ingresaron por el CIU o la Prueba Interna. Esto lo que nos dice es que el esfuerzo para alcanzar un logro personal, siempre da mejores resultados que la dádiva, y por eso somos firmes en la AEUSB en defender ese modelo en la USB.

“La realidad, -expresó Ramos-, es que estos estudiantes pasaron por un proceso de clasificación inauditable, cuyos parámetros no son claros y, por lo poco que se conoce, es excluyente y poco equitativo”.

“Insistimos que entre los principios rectores de la USB destaca el mérito, como la base que define cada uno de sus espacios de funcionamiento y organización, siendo el examen de admisión el primero de ellos. La imposición de la OPSU, -agregó-, atenta contra ese eje conductor y marca un retroceso en uno de los pocos espacios de la sociedad que aún mantienen el mérito, la calidad y el logro como parte de sus pilares fundamentales”, concluyó la presidente de la AEUSB.

Nota de Prensa

PS

Categoria: