Las dificultades para comprar gas se volvieron una rutina

Las dificultades para comprar gas se volvieron una rutina

Colas, sol, rabia y cansancio es lo que se evidencia en el llenadero de gas doméstico de La Julia. Ahí, desde muy temprano, usuarios de diversos sectores del municipio Mariño, Lamas y Libertador se congregan para llenar sus respectivas bombonas.

Al aportar detalles de su vía crucis, los usuarios contaron que salen de sus hogares a las 3:00 de la madrugada “poniendo en riesgo sus vidas”.

Así lo expresó Zenaida Cedeño, quien mostró su descontento con el sistema de ventas implementado en las instalaciones de La Julia. “Me encuentro bastante molesta. He venido para acá en muchas oportunidades, aquí han sacado los camiones con más de 1.000 bombonas. En esos camiones van los choferes con militares y después llegan con que no te quieren vender”, señaló.

“Ahora están recogiendo cédulas y pretenden que uno esté aquí a las 4:00 o 5:00 de la mañana, que esa es la hora que ellos quieren que uno esté madrugando. Si uno sale a esa hora y medio matan a uno por ahí, ¿cómo hacen?, y las personas además tienen que venir cuando tienen un tiempo libre. Yo soy una persona enferma, a mí me dio un ACV y estoy pasando molestias con ellos. ¿Cómo es esto, pues? ¿Hasta cuándo uno va a seguir con esta situación? Esto se lo pido al gobernador como vocera, como consejo comunal y como ciudadana”, añadió Cedeño.

Igualmente, Gerardo Becerna reafirmó que los compradores tienen que estar en el lugar entre 3:00 y 4:00 de la madrugada, lo que en muchos casos es imposible; “yo llegué aquí como a las 6:30 de la mañana, pero uno tiene que venirse para acá si es posible a eso de las 3:00 o 4:00 de la madrugada. Uno llega, hace su cola, las personas que trabajan en este lugar recogen tantas cédulas y se llevan las bombonas, ya que ni tienen bombonas ahí, uno corre el riesgo hasta de perder sus bombonas y la cédula de paso, porque si se pierde la bombona se pierde también la cédula”, comentó.

“Cuando los militares llegan acá, dicen que esto lo estaban haciendo así porque había una corrupción de que cobraban un extra, 1.000 bolívares por bombona y valen 50 bolívares. Ahorita vienen unos militares y dicen ‘no, yo recogí estas cédulas’ y ya no hay más chance para nadie y debemos irnos para nuestras casas”, denunció.

Asimismo, Gerardo Becerna considera que “es necesario que vuelvan a llevar los camiones de gas doméstico para las comunidades para que de esta manera el llenadero baje un poco con la cantidad de personas que se dirigen al lugar”.

En este sentido, Luis Alberto Rojas, habitante del sector El Cafetal, señaló que se dirigió a la entidad con el fin de preguntar y pedir ayuda a los administradores del llenadero para que le lleven de nuevo el gas doméstico a la comunidad. “Yo no tengo tanto tiempo haciendo cola, porque de verdad estoy acá es para ver si nos pueden llevar el gas de nuevo a la urbanización”, dijo.

Para finalizar, es importante indicar que actualmente la milicia presente en el llenadero de La Julia recoge las cédulas a las personas en cola, pero existen muchas dudas en torno a este sistema de venta, pues no se aporta información a los vecinos en la cola, solo tienen que seguir instrucciones a riesgo de preguntar y ser descartados. Existe el temor entre los usuarios de que se extravíen las cédulas e incluso la bombona de gas.

Fuente: Elsiglo

EA

Tags: 
Categoria: