Los memes, una forma de cuestionar la política boliviana con humor

Los memes, una forma de cuestionar la política boliviana con humor

El humor y el sarcasmo se han convertido en las herramientas de muchos bolivianos para crear memes en las redes sociales y opinar sobre el escenario político en Bolivia, un fenómeno que ha sido objeto de investigación y reflejado en un libro.

El libro "La vida política del meme, interacciones digitales en Facebook en una coyuntura crítica" aborda la utilización de esa red social en el país como un nuevo escenario de disputa política, donde los usuarios producen contenidos a la vez opinan y critican la realidad boliviana a través del humor.

"En estos tiempos no se puede pensar la política sin este escenario de las redes sociales, desde donde no solo se genera opinión, sino un espacio dinámico de expresión política que a través de los memes tiene una gran velocidad, distribución y viralización", aseguró en una entrevista con Efe María Teresa Zegada, una de las autoras del libro.

Los memes son imágenes que son viralizadas en distintas redes sociales y que utilizan la ironía, el humor, el sarcasmo para dar un mensaje sobre un hecho social que genera un impacto.

Esta investigación se realizó de octubre de 2017 a marzo de 2018, cuando los autores del libro realizaron un seguimiento a memes políticos que se generaban en páginas, grupos y perfiles de usuarios de Facebook en el país.

Según Zegada, los grandes actores de toda esta dinámica no se reduce a los jóvenes, quienes usualmente son los creadores de los memes, sino a ciudadanos de todas edades que quieren expresar y compartir su posición de manera espontánea y divertida.

Además, el meme es una forma directa de llegar a los sentidos y las emociones de los usuarios, por lo que tiene tanta efectividad al distribuir un mensaje en la virtualidad y que sobretodo "es una forma utilizada para contraponerse al poder", explicó.

"Tiene humor, sentido y moviliza a la gente a sus emociones, a su necesidad de compartirlo, porque refleja un malestar o una posición sobre cualquier hecho social", contó Zegada.

Es por ello que uno de los temas que más memes ha generado en el país es la "defensa de la democracia" y el rechazo a la repostulación del presidente, Evo Morales, para las primarias y las elecciones generales de 2019, según la autora.

También están presentes los memes que respaldan el liderazgo de Morales y su derecho de postularse por cuarta vez en las elecciones, generando en la virtualidad un ambiente polarizado.

Más allá de los ciudadanos, la investigadora también destaca que los políticos se dieron cuenta de la importancia de ser parte de este mundo virtual, por lo que cada vez hay más personalidades que abren sus cuentas en distintas redes sociales para de esta manera compartir sus experiencias e ideas a la población.

Por su parte, Marcelo Guardia, coautor del libro, apuntó a Efe que reflexionar sobre el debate que se genera en Facebook es importante porque "es uno de los pocos espacios de ejercicio de la libertad de expresión".

"Esta forma de interacción genera nuevas posibilidades de opinión pública, de consciencia colectiva que resulta ser incontrolable y peligrosa para el poder, porque va en contra de cualquier forma de control y manipulación", resaltó.

Es así que detrás del humor y el sacarsmo que reflejan los memes hay un serio mensaje de apoyo o disconformidad a decisiones políticas, que en muchos casos han generado "miedo" en los gobernantes por la influencia de estos mensajes, según Guardia.

También comentó que a raíz de esta interacción la construcción de "la verdad" ha cambiado y muchas veces no se basan en argumentos racionales o verdadera información, sino que está ligada más a la reacción emocional de los usuarios.

Por lo que muchas veces las noticias falsas se comparten y la gente cree que es información verídica, pero con el tiempo los usuarios están aprendiendo a discernir.

Guardia enfatizó que las redes sociales y la creación de los memes no pueden ser controlados por sistemas del Estado y que los mismos ciudadanos defienden estos espacios de interacción.

En 2016, el presidente de Bolivia, tras perder el referéndum en el que se le negó una reforma para suprimir el límite constitucional de un máximo de dos mandatos seguidos, culpó a la oposición de una "guerra sucia" en redes sociales y propuso regular su uso.

El Gobierno de Morales creó la Dirección General de Redes Sociales para desarrollar estrategias de difusión de su labor y graduó a ochenta "guerreros digitales" para informar de "la verdad".

El mandatario anunció que su partido, el Movimiento Al Socialismo (MAS), dará una fuerte "batalla digital" en redes sociales de cara a la contienda electoral de 2019. EFE

IR

Categoria: