León: Las importaciones públicas son ineficientes y corrompibles

En crisis de shock externo, la evaluación que hará la población es la capacidad de reacción del gobierno y no la crisis en sí. Pero cuando la crisis es ocasionada por el propio modelo económico y las decisiones del gobierno, el costo político es pleno y evidente", argumentó León.

El analista aseveró que las crisis económicas son un "dolor de cabeza" y un riesgo electoral claro en democracia pero un problema manejable en modelos autoritarios. "Cuando analizamos la situación venezolana encontramos doble mezcla: crisis interna con externa y modelo autoritario con elecciones. La reacción inmediata del gobierno venezolano a los embates de la crisis busca dos objetivos: crear el responsable y surfear el tema electoral.

Problema principal

Según León el problema principal es que en el objetivo oficial no parece encontrarse la reacción para resolver la crisis sino para evadir sus costos. "El volumen del ataque al sector privado tiene que ver con la necesidad de culpables. El problema: es inversamente proporcional a la solución. Cuando asumes al sector privado como el puchimbol neutralizas al único que puede realmente ayudar a superar la crisis. Incrementar las expropiaciones para sustituir privados es sólo aumentar la ineficiencia productiva (que ya probaste) y colapsar el sistema", explicó.

Asimismo, agregó que Incrementar las importaciones públicas para sustituir producción privada es la peor de todas las opciones. "Las importaciones públicas son cuatro veces más improductivas que la producción privada interna", enfatizó.

Finalmente Luis Vicente León, expresó que las importaciones públicas "pulverizan" ingresos de las empresas locales y sus trabajadores y financia resto del mundo y al que las controla.

Fuente: Victor González / Diario de Caracas

AJV

Categoria: