Parilli: El caos que vive Venezuela es por la falta de divisas

Parilli informó que la oferta es poca para la alta demanda de los consumidores del país. A diferencia de otros países donde existe una “suerte de competencia entre los prestadores de servicios”, quienes compiten entre ellos para asegurarse de que sus clientes estén satisfechos

Los servicios públicos en Venezuela están en decadencia, y los del sector privado no escapan de esta realidad. El monopolio generado por la administración pública y la falta de divisas están pasando factura creando la debacle en la que se encuentra sumergida el país.

“El problema para que los servicios funcionen, radica en la adquisición de divisas. Ya no importa que el prestador del servicio sea el Estado o un particular, lo importante es que exista el flujo de divisas suficientes para, por ejemplo, hacer mantenimiento a la maquinaria, pagar las operaciones de las empresas que tienen componentes en divisas, como las aerolíneas o en el caso de servicio eléctrico –incluso siendo del Estado-”, acusó Roberto León Parilli, presidente de la Alianza Nacional de Usuarios y Consumidores (Anauco).

La competencia

En conversación telefónica con este rotativo, Parilli explicó que la calidad de servicio se ha perdido, a diferencia de otros países donde existe una “suerte de competencia entre los prestadores de servicios”, quienes compiten entre ellos para asegurarse de que sus clientes estén satisfechos. “En Venezuela eso no existe. Los servicios son prestados de manera única, por ejemplo el eléctrico y el hidrológico son del Estado y el servicio de transporte aéreo es cada vez más limitado. En el transporte terrestre basta ver los autobuses en el estado que están. Los taxis no tienen placas, no tienen controles de ningún tipo, uno no sabe quién es el taxista. Todo sufre la misma suerte, el caos que sufre el país por el tema de la disponibilidad de divisas”.

Salud

En el aspecto médico es mucho más grave la situación, que anteriormente se conocía por la falta de insumos en los hospitales. “Ya no son solamente los hospitales públicos. Históricamente se ha visto que las clínicas tienen mucha más capacidad de surtir insumos de primera calidad, de surtir equipos de tecnología de punta y han venido adecuándose en el tiempo a los cambios que da el mundo en materia de salud, pero en la actualidad ni las clínicas tienen insumos suficientes”.

Depresión y preocupación

En cuanto al aspecto de la boletería aérea, Parilli indicó que el mercado está totalmente deprimido en cuanto a la prestación del servicio y no solo a escala internacional. Las nacionales han venido bajando la frecuencia de vuelo. Señaló que esta situación se presta para que el ciudadano se haga presa fácil de estafadores y especuladores. “Por eso nos cobran los pasajes más caros del mundo, por eso tenemos que pagar con monedas distintas a la moneda nacional, tenemos que pagar en dólares los pasajes y por eso es que surgen estafadores que te inventan un pasaje que no existe y luego tú lo pagas”.

Fuente: La Verdad

AJV

Categoria: