Racionamiento eléctrico genera mayor desabastecimiento

Racionamiento eléctrico genera mayor desabastecimiento

Con regulaciones en los servicios básicos es imposible enrumbar la economía nacional, que reúne varios meses en pausa por la falta de divisas, así lo expresa Eduardo Quintana, presidente de la Cámara de Comercio de Vargas, quien asegura que el plan de racionamiento eléctrico paraliza el aparato productor.

“Que se tomen estas medidas demuestra que ciertamente no hay cuidado. No se sabe gerenciar. Estos 40 días representarán una afectación generalizada en el aspecto económico, ya que si le quitan la energía a las industrias los niveles de producción serán inexistentes. En el caso de los alimentos, notaremos más escasez y colas”.

Todas estas precariedades que enfrenta el empresariado han sido las causantes de la paralización de líneas de producción. “En el caso particular de Empresas Polar, que cubre casi los 58 artículos de la canasta, ha dejado de producir varios de ellos, y con estas medidas todo empeora. La posibilidad que tienen de producir alimentos ahora se reduce, debido a que además de divisas les faltará luz”.

Añade que no todas las empresas tienen la posibilidad de autogenerar energía, porque este es un proceso costoso. “No hay ingresos y se siguen poniendo trabas”.

Afectación laboral es otra de las consecuencias que generan estas medidas. “Hay demasiadas limitaciones técnicas. Están asfixiando a las empresas y dentro de poco veremos más desempleo”.

Los 14 motores de la economía siguen esperando que se den las condiciones para arrancar. “Si no se garantizan los servicios básicos, cómo proponen lanzar estos proyectos. Cómo impulsan el turismo si en los estados costeros no hay agua, por ejemplo. Si no se consiguen alimentos. Sería perfecto que todo se reactivara, pero hay pendientes que atender antes”.

Agrega que mientras el Gobierno Nacional no cree una cultura preventiva y de mantenimiento, será imposible reimpulsar la producción y “seguiremos siendo importadores por excelencia, pero cada vez en menor medida por falta de recursos”.

“Tendremos mayor contracción económica”

El parlamentario José Guerra, por su parte, califica como negativo el racionamiento eléctrico programado porque traerá una “mayor contracción de la actividad económica”. Debido al recorte que varias empresas tendrán que hacer a sus horarios de trabajo.

Guerra denuncia que entre los años 2009 y 2015 se gastaron unos 40 mil millones de dólares para atender la crisis eléctrica, aunque considera que si estos recursos se hubiesen invertido correctamente no estaríamos en emergencia.

No descarta que los fenómenos climáticos influyan en la generación eléctrica, pero no son el factor fundamental, pues considera que las fallas en el sistema eléctrico nacional tienen que ver con “la corrupción y la falta de capacidad técnica en el Ministerio que administra el sistema”. /MEM/ar

Fuente: La Verdad de Vargas

PS

Categoria: