Rituales del Espíritu de la Navidad se ven entorpecidos por la inflación

La mesa con velas, inciensos, esencias, aceites, manzanas, mandarinas, nueces y avellanas que ofrecía el ambiente propicio para escribir la carta y recibir al Espíritu de la Navidad se verá diferente esta noche en muchos hogares altomirandinos.

“Con el kilo de manzana en Bs. 2.500 ni siquiera pensaré en la posibilidad de comprarla. Me llevaré un kilo de mandarina que oscila entre 200 y 260 bolívares, pondré dos velitas anaranjadas que tengo en la casa y abriré las ventanas para hacer el ritual donde lo más importante es la fe que se imprime y compartir en familia”, confesó Rosalba Flores, vecina de El Trigo.

–Cada año se hace más difícil hasta cumplir las tradiciones. Se supone que uno aprovechaba de atraer la prosperidad haciendo una cena donde no faltara nada, pero ahora eso es imposible.

Los comerciantes notan la apatía. “La gente está concentrada en comprar lo básico: comida”, dijo Rafael Querales, quien vende informalmente inciensos y esencias que prometen atraer desde el amor hasta el dinero.

–Como no soy extraterrestre y padezco las mismas necesidades del colectivo, entiendo perfectamente que la gente destine el dinero para comer, privándose de costumbres muy navideñas pero que en estos tiempos resultan costosas.

Fuente: La Region

PS

Categoria: