Sindicatos lamentan aval de la Sala Constitucional al plan fiscal en Costa Rica

Sindicatos lamentan aval de la Sala Constitucional al plan fiscal en Costa Rica

Los grupos sindicales en huelga lamentaron hoy que la Sala Constitucional no encontrara vicios de inconstitucionalidad en un proyecto sobre reforma fiscal que impulsa el Gobierno de Costa Rica.

"No lo compartimos por supuesto, deberá respetarse (la decisión), pero vamos a reinterpretarlo en próximas fechas", afirmó en unas declaraciones distribuidas a los medios el secretario general de la Asociación Nacional de Empleados Públicos y Privados, Albino Vargas.

El proyecto de ley es rechazado por los grupos sindicales porque creen que la reforma afectará más a las clases bajas y medias, y que trata con suavidad a los ricos y las empresas.

Sin embargo, la Sala Constitucional de Costa Rica emitió la noche del viernes un pronunciamiento en el que afirma no haber encontrado vicios de inconstitucionalidad en el trámite legislativo y en el fondo de la reforma fiscal que impulsa el Gobierno.

Con esta resolución los diputados podrán votar en segundo debate el plan tributario una vez que reciban el fallo completo de la Sala Constitucional, lo que podría ser la próxima semana.

"Vamos a seguir adelante (...) alentemos a fortalecer la unidad social y popular para los nuevos retos que siguen a partir de ahora", expresó Vargas.

Desde el pasado 10 de septiembre los sindicatos comenzaron una huelga en rechazo a la reforma tributaria, movimiento que se mantiene pero únicamente con la participación de los sindicatos del sector educativo.

"Siempre hemos luchado contra toda adversidad, siempre hemos estado en la lucha social con los valores y principios, con todas las propuestas, análisis y experiencias de luchas que hemos acumulado por defender el Estado de derecho", afirmó Vargas.

Los grupos sindicales ahora tendrán que reunir a sus bases para definir el futuro y las medidas que tomarán sobre la huelga indefinida que mantienen y tomar una decisión luego de revelarse el fallo de la Sala Constitucional.

La reforma fiscal convierte el impuesto de ventas del 13 por ciento en uno de valor agregado (IVA) de la misma tasa, pero que gravará los servicios y algunos productos de manera diferenciada como la canasta básica con un 1 por ciento y los servicios privados de salud con 4 por ciento.

También incluye cambios en el impuesto sobre la renta, en la renta de capital, la renta global y medidas para reducir o contener el gasto público, como por ejemplo la disminución de pluses salariales y una regla fiscal.

El Gobierno pretende recaudar con la reforma cerca de un 1,2 por ciento del producto interno bruto y reducir gastos en aproximadamente 2 por ciento del PIB, con el fin de paliar el déficit.

En 2018 el déficit fiscal rondará el 7 por ciento del PIB y la deuda superará el 50 por ciento del PIB, según las proyecciones oficiales.EFE

IR

Categoria: