Superar la evaluación TOEFL y alcanzar el éxito académico

Superar la evaluación TOEFL y alcanzar el éxito académico

Quienes desean estudiar una carrera en un país de habla inglesa deben cumplir con una serie de requisitos antes de optar a la matriculación. El primero es superar con éxito la prueba TOEFL, o Test of English as a Foreign Language, según sus siglas en inglés.

Se trata de una evaluación que permite verificar el dominio del idioma al hablar, escribir, escuchar y leer. El examen está diseñado y administrado por la Educational Testing Service (ETS), una organización sin fines de lucro que posee su marca comercial.

El test es uno de los más respetados y difundidos en más de 6.000 centros de estudios repartidos entre 136 países, entre los que se incluyen Australia, Canadá, Reino Unido y los Estados Unidos. Los resultados de la prueba tienen una vigencia de 2 años. Para actualizar la calificación transcurrida este período, es necesario volverse a presentar.

El TOEFL es un requisito obligatorio para poder acceder a prestigiosas universidades como Harvard, Stanford, Princeton,
Columbia o el London Business School. En España también es solicitado por instituciones de educación superior, como Icae, Icade, Universidad de Salamanca y la Universidad de Navarra, entre otras.

Para optar a las becas Fullbright, las becas de la Fundación La Caixa o de la Fundación Rafael del Pino, es necesario obtener una alta puntuación en el resultado final.

Preparación adecuada

Debido a la importancia y a la relevancia de la evaluación para acceder al sistema académico de los Estados Unidos, es vital contar con una preparación adecuada para conseguir la máxima calificación posible.

En el mercado existen diversas academias para preparar el examen TOEFL y poder alcanzar la meta de estudiar en el extranjero. La mayoría de los aspirantes realiza cursos de preparación para estudiar inglés y afrontar el TOEFL de la mejor manera.

El TOEFL no es un examen que se aprueba o se suspende. Se trata de un test que ofrece una puntuación única, siendo 120 la mayor nota. Cada una de las secciones tiene una calificación máxima de 30 puntos y, al sumarlas, se obtiene el total conseguido en la evaluación.

En el área de la lectura, el estudiante deberá leer 4 textos, sobre los cuales se le realizarán posteriormente una serie de preguntas. Es preciso que el aspirante haya realizado suficientes ejercicios, ya que una de las dificultades que se presentan es que las preguntas son de opción múltiple.

En el test que certifica el buen entendimiento, se escuchan lecciones magistrales, conversaciones o debates que tienen una duración de hasta 5 minutos.

Una vez que finaliza el audio, se solicita al alumno que responda preguntas sobre lo que ha escuchado. Es habitual que para verificar la comprensión lectora se realicen entre 30 y 50 preguntas. La duración se estima entre 60 y 90 minutos.

El TOEFL también evalúa la capacidad que tiene el alumno para comunicarse a través del habla. Se trata de ejercicios de 20 minutos, en los que se incluyen de 4 a 6 tareas en las que la persona debe hablar sobre los temas planteados en el ejercicio.

La mayoría de las veces tiene que ver con aspectos familiares o gustos personales. Al plantear el ejercicio, el estudiante cuenta con 30 segundos para preparar su discurso.

Redacción impecable

Redactar de forma eficiente en inglés es la otra parte de la prueba. El ejercicio consta de dos partes, con una duración total de 50 minutos. En la primera, el alumno escuchará un pasaje para luego redactar un resumen.

La segunda sección consiste en escribir un ensayo sobre un tema a elegir. El texto deberá tener una longitud entre las 300 y las 450 palabras.

El tiempo total de la evaluación es de 240 minutos; es decir, unas 4 horas. Entre las evaluaciones se efectúa una pausa de unos 10 minutos.

Cuanta más alta sea la calificación, más posibilidades habrá de conseguir el acceso a la universidad deseada. Hay que recordar que cada centro de estudios puede exigir una puntuación mínima a la hora de admitir a los alumnos.

La puntuación general funciona de la siguiente forma: Los estudiantes que obtienen entre 57 y 86 puntos, consiguen un nivel intermedio conocido como B1; aquellos que suman entre 87 y 109 se sitúan en un nivel medio alto, o B2; y los alumnos que acumulan una puntuación entre 110 y 120 pasan al nivel C1, que es el más alto.

Superar la prueba TOEFL es solo uno de los pasos que hay que realizar para acceder a un centro de estudios en los Estados Unidos o en otro país de habla inglesa. La persona también podría encontrarse con pruebas de admisión internas.

La clave para lograr el éxito es la preparación. Si el estudiante ha sido meticuloso con sus estudios podrá superar la prueba sin problemas.

NP/MA

Categoria: