Trabajadores de farmacias en incertidumbre por falla crítica en despacho

Trabajadores de farmacias en incertidumbre por falla crítica en despacho

Con disminución en los horarios de atención y reducción de nóminas, los farmacéuticos y auxiliares de las botiquerías del estado ven cada día con mayor incertidumbre su futuro inmediato.

Brigitte Guanchez trabaja desde hace 7 años en la Farmacia San José, en Maiquetía. Asegura que aunque los regentes del establecimiento siempre han garantizado la estabilidad de sus empleados, les preocupa la escasez de medicinas y las bajas ventas que registran mensualmente.

“Tenemos la mayoría de los estantes vacíos porque las pocas medicinas que llegan se venden de inmediato. Hemos llegado a un punto donde las droguerías nos despachan una sola unidad de medicamento”.

Señala que es lamentable responder “no hay” a un paciente que ve en un fármaco la esperanza de su estabilidad física o mental. “Aquí vienen personas de Caruao, Carayaca y de otros estados a buscar medicinas sin alcanzar su cometido. Es muy triste que desde hace tres años la situación vaya en decadencia progresivamente”.

Marisol Rivera, auxiliar de farmacia de la San José, comenta que actualmente en el inventario abundan los multivitamínicos y jarabes para la tos.

“Son pocas las cosas que se consiguen y una larga lista la que no hay para responder a la demanda de los pacientes. Hay fallas graves en el abastecimiento de medicinas para los niños. Llegan las madres desesperadas y no tenemos para ofrecerle ni un antipirético”.

Esperan que se cumpla lo prometido por la Ministra de Salud, Luisana Melo, y se active la producción farmacéutica nacional, pues muchos son padres de familia y temen quedar en la calle por el cierre de los establecimientos.

Nada de anticonceptivos ni preservativos

Hipoglicemiantes orales, insulinas, antibióticos, antihipertensivos, anticonvulsivos, ansiolíticos, antidepresivos y desparasitantes son algunos de los fármacos agotados en el estado.

Los regentes reportan que a ello se le mantiene sumada la escasez de anticonceptivos y preservativos. “Las píldoras tienen más de seis meses que no nos llegan y de condones solo nos quedan pocos paquetes de la marca Te Amo a Bs. 500”.

Dicen que para los tratamientos dermatológicos no se consigue nada. “Antes podíamos preparar la crema azufrada para el tratamiento de la sarna pero ya no se consiguen los componentes. De las fórmulas magistrales únicamente preparamos el citrato de potasio y las gotas nasales”. DLR/yg

Fuente: La Verdad de Vargas

PS

Categoria: