Una solución para las deudas: reunificar préstamos

Una solución para las deudas: reunificar préstamos

Para muchas familias llegar a final de mes es algo verdaderamente difícil. En algunos casos el encontrarse en situación de desempleo hace que no entren en casa ingresos. En otros casos sí que hay unos ingresos considerables, pero los gastos son tan altos que resultan inasumibles.

Los préstamos son los principales gastos

Una familia tiene muchos gastos cada mes. La comida para todos, las facturas de luz, agua, comunidad y demás se llevan un buen dinero cada mes. Pero, sin duda, el mayor gasto es el de las cuotas de los préstamos que tenemos contratados.

La hipoteca, el préstamo que pedimos para comprar el coche, otro que necesitamos para abrir un negocio, un minicrédito para poder hacer un viaje en familia, otro crédito para poder pagar la comunión de los hijos...los motivos por los que los pedimos pueden ser muy variados.

El caso es que esas cuotas mensuales pueden resultar asfixiantes y hacer que cada mes estés mirando la fecha constantemente deseando que llegue el día en el que vuelves a cobrar, pues los pagos no dejan de agobiarte.

La solución a todo esto puede ser reunificar préstamos, como hacen en www.prestamosolucion.es. Agrupar préstamos puede ser la mejor manera de hacer que la cantidad que pagas cada mes por todos los créditos e hipotecas que tienes baje bastante.

De esta manera se puede conseguir que todo lo que nos estaba asfixiando acabe por no resultar tan agobiante y podamos asumir bien los gastos que tenemos. Nuestra cuenta corriente lo notará cada mes, y eso se transmitirá sin duda a la vida familiar, haciéndola más feliz.

En qué consiste la reunificación de préstamos

Este sistema es bastante fácil de comprender. Los créditos que tienes seguramente estén contratados con varias entidades diferentes. Lo que se hace con esto es que una empresa especializada en estos procesos renegocie con esas entidades las condiciones de tus préstamos.

Una agencia con muchos clientes y con experiencia tiene una gran capacidad negociadora, mucho más que la nuestra, con lo que puede obtener condiciones que para nosotros serían imposibles. De esta manera, salimos ganando respecto a las condiciones que teníamos antes.

Lo que se consigue al final es que paguemos una sola cuota, que va a ser bastante menor que la suma de todos los préstamos que teníamos antes. Estamos hablando de ahorros de hasta el 40% en lo que pagamos cada mes. Una diferencia enorme como para no estudiar esta posibilidad.

Con esto ahorraremos mucho dinero cada mes, pero además tendremos menos preocupaciones. No es lo mismo preocuparse de la cuota y condiciones de un préstamo que de cuatro, ni pedir aplazamientos o devolver recibos a una entidad que hacerlo con cuatro.

Evidentemente, este cambio en las condiciones no significa que el monto final que pagamos sea menor. Lo que ocurre es que se renegocia la duración de la devolución del préstamo y, al ponerlo a más tiempo, podemos bajar la cuota mensual bastante.

Está claro que las entidades de crédito y a los bancos no les conviene que llegues a una situación en la que no puedas devolverles lo que te prestaron, ya que así perderían dinero, con lo que harán lo posible para facilitarte la devolución si ven que estás en una situación cercana al impago.

Ventajas de la reunificación de préstamos

La primera ventaja es muy evidente: cada mes pagaremos menos dinero de lo que hacíamos antes. Esto ya de por sí es una gran ventaja, que puede cambiar nuestra vida por completo y hacer que por fin dejes de estar con el agua al cuello y de que el dinero te provoque un estrés constante.

De hecho, para mucha gente las deudas pueden suponer una preocupación y un agobio tan grande que les lleve a estados de depresión o incluso, en casos extremos, al suicidio. Conviene poner todos los medios a nuestro alcance para no llegar a esas situaciones de desesperación.

Con la reunificación de préstamos conseguimos tener un respiro y que las deudas dejen de agobiarnos. Logramos llegar a final de mes, y nuestro bienestar y nuestra salud mental lo notarán de inmediato. Todo esto es sin duda lo más ventajoso que provocan estas unificaciones.

Otra de las ventajas es la de obtener mejores condiciones de las que teníamos antes. El hecho de que sea una entidad especializada en el sector la que renegocie los términos, sumado al miedo de los bancos a que entremos en bancarrota, pueden otorgarnos mejores condiciones.

A esto hay que unirle que algunos préstamos de hace muchos años se firmaron en unas condiciones y en un marco jurídico diferente del actual, por lo que al actualizarlos podemos salir ganando, cambiando ahora para nuestro bien lo que antes nos perjudicaba.

En cualquier caso, si estás en una situación así, puedes ponerte en marcha ahora mismo y hacer que todos tus préstamos se junten en uno solo para poder pagar menos dinero cada mes y que tu economía mejore.

NP/MA

Categoria: