Vendedores de comida rápida también ven impacto en costos en la Isla

Los precios de perros calientes, hamburguesas y "pepitos" sufren incrementos. Para comerse, por ejemplo, una "bala fría" deben desembolsillar Bs 180.

Hanthony Rodríguez, de 19 años, se desplaza en horas del mediodía por la avenida Santiago Mariño de Porlamar y al ver los puestos de venta de comida rápida, llamados por algunos "comida chatarra", se detiene y pide un perro caliente.

No aguanta la tentación y lo acompaña con un refresco de lata. Luego al pan con la salchicha, papitas, repollo y cebolla, le agrega salsas variadas como aderezos.

Confiesa que en otras épocas se hubiera comida hasta tres o cuatro perros calientes, pero esta vez solamente se "da el lujo" de comer uno y la gaseosa, porque si no deja allí la jornada diaria con base al salario mínimo. Se ha gastado esta vez Bs 180 por una "bala fría" (un perro caliente y un refresco), pero para multiplicar su tentación no le da la base.

Para Aurelio Ibarra, quien vende comida rápida desde hace 30 años, siempre hay quienes tienen preferencia por este tipo de servicios gastronómicos “a cielo abierto”.

-Saque usted la cuenta cuánto cuesta ahora ir a una restaurante, por más barato que sea. Por eso la gente se resuelve, se come un perro caliente, hamburguesa o “pepito” y sigue su camino.

Indica que también tiene compradores nocturnos, que optan por esta alternativa para variar.

“La situación está mala, pero la gente no dejará de comérselos”, dijo.

En esos puestos ambulantes, ubicados sobre todo en las esquinas, una hamburguesa tiene costo promedio de Bs 250, que en comparación con las grandes cadenas de este tipo de comidas, terminan siendo más económicas.

Máximo uno o dos...

David Torres, de 27 años, es vendedor de otro de los puestos localizados en zonas aledañas a la Santiago Mariño.

Tiene dos años en este oficio cercano a donde vive, motivo por el cual no paga transporte para desplazarse hasta su trabajo.

En este puesto ofrecen los perros calientes a Bs 90; los tipo "jumbo" en Bs 210 y con salchicha polaca en Bs 210. Asegura que los clientes, hombres y mujeres, se comen un perro caliente o dos.

Las hamburguesas de carne las ofrecen a Bs 270, con pollo Bs 300, las de chuleta ahumada Bs 300 y las mixtas Bs 400, porque hay quienes las prefieren con carne y chuleta, y otros con chuleta y pollo.

En todo el centro de la ciudad, y en los distintos pueblos de Margarita por igual se ofrece la opción de este tipo de comidas ambulantes, que para muchos es alternativa y para otros un riesgo a la salud, debido a sus ingredientes.

Aumentan

En toda la isla de Margarita proliferan este tipo de ventas de comida ambulante, cuyos propietarios o encargados también viven el vaivén del aumento de los ingredientes.

Según David Torres, han disminuido las opciones de las salsas. Si antes preparaban veinte ahora ofrecen la mitad, por los costos y escasez de salsas y mayonesa.

Fuente: Elsoldemargarita

EP

Categoria: