¿Venezuela no está preparada para dolarizar la economía?

Economistas que participaron en la mesa de análisis sobre la conveniencia o no de adoptar esta medida, organizada por el Centro de Divulgación del Conocimiento Económico, (Cedice-Libertad), coinciden en que la dolarización de la economía no resolverá la crisis que atraviesa el país en estos momentos, además Venezuela no está preparada para enfrentar esta medida monetaria.

Sobre estos conceptos coincidieron los economistas César Torrealba, Asdrúbal Oliveros de Ecoanalítica y Antonio Paiva, profesor universitario.

Torrealba explicó en qué consiste la dolarización, indicando que se renuncia a la moneda nacional y se toma para la realizaciones de operaciones de compra venta, las divisas extranjeras. Asimismo, advierte que el Gobierno ha venido utilizando la devaluación como un mecanismo para obtener los recursos que le permitan financiar el déficit fiscal, que se estima en 20% del PIB.

Recordó que en estos momentos, Petróleos de Venezuela tiene una deuda con el Banco Central de Bs. 927 millardos, lo cual evidencia que el instituto emisor le viene prestando a la estatal petrolera BS 505 millones por día.

Advierte asimismo, que cualquier política que se adopte en materia cambiaria, tendrá costos muy elevados, de allí que es necesario buscar las soluciones que tengan el menor impacto posible, mostrándose en desacuerdo con dolarizar la economía, como una salida para superar la crisis.

Ecoanalítica

Asdrúbal Oliveros advierte que la discusión sobre la dolarización de la economía, solamente se ha quedado en los beneficios, pero no en los costos asociados, recomendando hacer una revisión completa del proceso, más en el caso de la economía venezolana que tiene elementos estructurales e institucionales, que es bueno tomar en consideración.

Asegura que sobre el tema no se pueden asumir posiciones dogmáticas, la dolarización como cualquier opción de política económica tiene costos y beneficios, afirmando que la discusión se ha quedado en los beneficios y no en los costos.

Afirmó que es pertinente hacer una revisión completa del tema, más en el caso particular de la economía venezolana que tiene elementos estructurales e institucionales que es bueno tener presente.

Admite que en Venezuela existe un desequilibrio económico, que tiene una expresión fiscal, por supuesto monetaria, pero también cambiaria, afirmando que el Gobierno no se ha arropado hasta donde la alcanza la cobija, lo que hace que el argumento de la dolarización, sea tan poderoso, de allí que sugiere que hay que ponerle una camisa de fuerza a los políticos.

- En el año 2006 el déficit fiscal representaba 2 puntos del Producto Interno Bruto y hoy está en 20 puntos del PIB. Tenemos un Banco Central supeditado al financiamiento del sector público, sin autonomía, y su única función es el financiamiento del Estado. Esa expansión de la base monetaria, contribuye a la aceleración de la inflación y a que el tipo de cambio del mercado paralelo suba, asegura.

Admite que en el país hay una dolarización informal de la economía y ello se observa principalmente en el sector inmobiliario.
Armonizar variables

Antonio Paiva, quien también está en desacuerdo con la dolarización, advierte que para que una dolarización funcione debe existir un proceso de armonización de las variables macroeconómicas.

Admite que una de las situaciones más terribles que hoy tiene el país, es la opacidad en las cifras y la falta de información en torno al comportamiento de la economía, advirtiendo que el déficit fiscal podría cerrar este año en 25 puntos del PIB, cuando lo normal es de 3 puntos.

Fuente: El Impulso

AJV

Categoria: