Venta de refinería Chalmette Venezuela pierde 6% de su capacidad de refinación internacional

La venta de la refinería de Chalmette (Chalmatte Refining LLC), ubicada en Luisiana (Estados Unidos), a la empresa estadounidense PBF EnergyInc, por 322 millones de dólares, “es otra acción enmarcada en el abuso de poder y la usurpación de la soberanía popular de un gobierno falsamente llamado socialista y bolivariano”, denunció Joel Pantoja, coordinador nacional del movimiento Izquierda Democrática Ambientalista (IDEA).

A su juicio, la venta de un activo estratégico como una refinería de PDVSA, con sede en el país que más consume petróleo del planeta, sin consultar al venezolano es una violación flagrante de la Constitución y una medida descarada que fortalece al “Cartel Bs 6,30”.

Pantoja resaltó que el Estado es una cosa y otra muy distinta es el Gobierno, que es en quien se deposita la responsabilidad de administrarlo, “pero no de hacer lo que le dé la gana, ya que según la misma Constitución en su artículo 5 la soberanía reside en el pueblo”. Por lo tanto el coordinador nacional de IDEA se preguntó: ¿es un mal negocio para el pueblo venezolano una refinería que procesa 184 mil barriles diarios de petróleo, que generan unos 10 mil millones de dólares anuales de ingresos brutos y ubicada en el mayor consumidor del planeta capaz de demandar unos 20 millones de barriles diarios?

Para Pantoja la venta esta refinería significa la privatización de activos internacionalizados que no beneficia al pueblo sino a los cogollos cívico-militares junto a las empresas transnacionales norteamericanas.

Con esta venta, además, Venezuela pierde 6% de su capacidad de refinación internacional de crudo, sobre todo del pesado que requiere ciertas características de procesamiento. “La venta de esta refinería refleja el fracaso de la actual administración venezolana, en hacerla altamente productiva y rentable para el país. No entendemos, como un funcionario asalariado del pueblo venezolano como Jesús Luongo, vicepresidente de Refinación, Comercio y Suministro de PDVSA, puede decir que la venta de Chalmette responde a un plan de salir de activos no estratégicos”.

Ante esta situación, IDEA exige a la Asamblea Nacional ser interpelado, así como también el presidente de PDVSA Eulogio del Pino. “Estos señores, al igual que el Presidente de la República tienen una responsabilidad ante el país”, sentenció Pantoja.

El coordinador nacional de IDEA resaltó “los oscuros intereses de la burocracia cívico-militar ligados a la adquisición de 150 millones de dólares frescos, producto de la venta de la Refinería de Chalmette en el marco de una histórica escasez de divisas, evidenciada en la caída abrupta de las Reservas Internacionales de 22 mil millones de dólares a 17 mil millones”.

Nota de Prensa

PS

Categoria: