Wall Street amplía pérdidas por la reactivación de la guerra comercial EEUU-China

Wall Street amplía pérdidas por la reactivación de la guerra comercial EE.UU.-China

Wall Street amplió este viernes las pérdidas por la reactivación de la guerra comercial entre EE.UU. y China, después de que el presidente Donald Trump amenazara con nuevos aranceles a las importaciones de ese país, que podrían acarrear represalias y han devuelto la preocupación a los mercados.

Al término de la sesión en la Bolsa de Nueva York, el Dow Jones de Industriales bajó un 0,37 %, o 98,41 puntos, hasta los 26.485,01 enteros, mientras que el S&P 500 descendió un 0,73 % o 21,51 puntos y terminó en 2.932,05 enteros.

Por su parte, el índice Nasdaq, donde cotizan los principales grupos tecnológicos, se dejó un notable 1,32 % o 107,05 unidades y cerró en 8.004,07 enteros.

Por sectores, el peor golpe se lo llevó precisamente el tecnológico (-1,68 %), seguido por el energético (-1,35 %) y el de los materiales básicos (-1,21 %).

La subida más destacable fue para las empresas inmobiliarias, cuyo sector ascendió un 0,76 %.

El parqué neoyorquino atravesó una mala jornada, continuación de la de ayer, cuando Trump agitó los mercados al amenazar de forma inesperada con la imposición, en septiembre, de aranceles del 10 % a productos de exportación chinos valorados en 300.000 millones de dólares que aún no están gravados con tarifas adicionales.

El anuncio contradijo la información del Gobierno a la conclusión de la última ronda negociadora, cuando la propia Casa Blanca emitió un comunicado en el que la calificaba de "constructiva" y subrayaba que "la delegación china confirmó su compromiso para aumentar las compras de exportaciones agrícolas de EE.UU".

China ha advertido que tomará "represalias", además de acusar a Trump de "romper con el compromiso alcanzado" con el presidente Xi Jinping en la pasada cumbre del G20 celebrada en Osaka (Japón), en la que acordaron retomar las conversaciones sin medidas adicionales.

Tampoco ayudaron hoy los nuevos datos sobre el mercado laboral difundidos por Washington, que estuvieron levemente por debajo de lo esperado: la economía añadió 164.000 puestos de trabajo en julio, y el promedio de los últimos tres meses es 140.000, el más bajo en casi dos años.

Wall Street cierra así una semana que se ha convertido en la peor del año para el S&P 500 (-3,10 %) y el Nasdaq (-3,92 %), y la segunda peor para el Dow Jones (-2,60 %).

Esta semana, por primera vez en casi una década, la Reserva Federal bajó la tasa de interés de referencia y su presidente, Jerome Powell, indicó que el banco central observa cuidadosamente los acontecimientos en el comercio internacional.

En el plano corporativo, protagonizaron la sesión varias de las 30 cotizadas del Dow Jones de Industriales, entre ellas Apple (-2,12 %), una de las empresas más grandes del mercado y cuyos productos podrían salir perjudicados con nuevos aranceles, especialmente el iPhone.

Cedieron también las petroleras Exxon Mobil (-0,98 %) y Chevron (-0,01 %), que dieron cuenta hoy de un aumento en su producción pero ofrecieron resultados mixtos, afectadas por menores márgenes en de negocio del refinado y los precios del mercado.

En ese grupo, bajaron también Cisco (-3,86 %), Dow (-2,67 %), Nike (-2,38 %), IBM (-2,04 %), Caterpillar (-1,77 %), Intel (-1,66 %) y 3M (-1,62 %).

Los mayores ascensos fueron para Boeing (1,58 %), McDonald's (1,53 %) y Merck (0,93 %).

En otros mercados, el petróleo de Texas subió un 3,2 % y cerró en 55,66 dólares el barril, rebotando desde las fuertes pérdidas provocadas por la amenaza de nuevos aranceles, aunque salda el conjunto de la semana con una pérdida de valor del 1 %.

Al cierre de la sesión, la rentabilidad de los bonos del Tesoro a 10 años caía al 1,843 %, en niveles no vistos desde 2016, mientras que el oro subía hasta los 1,453 dólares la onza y el dólar perdía terreno ante el euro con un cambio de 1,1105.

EFE / MV

Categoria: