Los dos mayores bancos de Grecia se fusionan y la bolsa de Atenas se dispara