Una pareja francesa tiene una hija gorila que ya tiene 13 años, se llama "Digit"