De emergencia en emergencia: Descalabro operativo arrastra sector aluminio

Señaló que la “nave espacial” para la recuperación de la empresa es implementar los US$ 403 millones que fueron aprobados por el Ejecutivo para las inversiones en CVG Alcasa.

En estos momentos Alcasa no tiene ni brea, ni coque de petróleo, insumos necesarios para mantener las líneas de producción. Para comprar parte de esos materiales necesitan -al menos- US$ 6 millones.

Contó que cuando asumió la responsabilidad de la empresa -el 15 de mayo de 2010- un 50 por ciento de las celdas estaban en condiciones precarias.

“La combinación de paros y debilidades del flujo de caja generó una debilidad financiera y operativa, en cuanto a la adquisición a tiempo de brea, fluoruro y alquitrán”.

Dijo que los trabajadores y el equipo gerencial están obligados a declararse en emergencia porque tienen un promedio de 160 celdas operativas, lo que representa un 40 por ciento de la capacidad instalada.

“Las temperaturas (de las celdas) están por encima de las condiciones normales y la calidad del metal no nos permite dar el valor agregado en el área de laminación que es donde tenemos mayor ingreso, a tal punto que en el mes de abril hay un déficit de un aproximado de 23 millones de bolívares para nómina”.

Estrategia financiera

A pesar de la crisis, Sayago expresó estar preparado para afrontarla. ¿Cómo? pues importando aluminio e implementando una política de “actuación sin dinero” que le permitirá obtener de otras empresas estatales del sector los insumos necesarios para mantener operando la fábrica.

Esta semana llegarán a la planta unas 10 mil toneladas de aluminio primario que se compraron el año pasado y que se entregarán a algunos clientes para cumplir con compromisos previos, explicó.

No informó de dónde provenía el aluminio, señaló que lo compraron a varios intermediarios aprovechando la paridad cambiaria que había el año pasado.

Pero en los próximos meses importarán 5 mil toneladas mensuales que se utilizarán para su transformación en cilindros, lo que les permitirá tener un ingreso adicional de US$ 9 millones en el flujo de caja.

Lenta respuesta

Dirigentes de Alcasa como Denny Sucre expresaron su rechazo a la convocatoria a paro hecha por el secretario general de Sintralcasa, José Gil, quien anunció que tomará la empresa para presionar el pago de beneficios, la salida del presidente Elio Sayago y la entrega de recursos.

Sucre propuso a Gil ir hasta Miraflores con una protesta para reclamar atención a la pionera del aluminio.

Desde febrero reposa en el Ministerio de Industrias Básicas y Minería un punto de cuenta para la adquisición de materias primas. En aquel entonces, Alcasa solicitó alrededor de US$ 120 millones para mantener la disponibilidad de materia prima.

Hasta la fecha el Ejecutivo no ha otorgado recursos adicionales para sostener las operaciones del día a día de la fábrica. La dirigencia sindical como Henry Arias, director laboral, sospechan que la intención es cerrar a CVG Alcasa.

Fuente: http://www.correodelcaroni.com/index.php?option=com_content&view=article...

YU

Categoria: