Si quieres quedar embarazada necesitas dormir bien

Investigadores de la Northwestern University trabajaron en un laboratorio con roedores que vieron alterado su ciclo de sueño. En los animales se observó que la tasa de éxito de embarazo fue del 22 por ciento, comparado con el 90 por ciento del grupo que mantuvo sus horarios normales de descanso.

Trasladando a mujeres este mismo ejemplo de los patrones de sueño, estudios señalan que quienes trabajan en turnos nocturnos suelen presentar alteraciones en sus ciclos menstruales y en su fertilidad.

El diario El Universal publicó una nota sobre este tema y en ella, expone la opinión del doctor Ricardo Pommer de la Sociedad Chilena de Ginecología. “Una mujer que trabaja en turnos puede ver disminuido su deseo sexual por el cansancio, y por tanto disminuye la posibilidad de quedar embarazada”.

Esto significa que el descanso de la mujer es vital para que el ciclo reproductivo pueda llevarse a cabo sin obstáculos. De hecho, estudios previos han sido más puntuales con respecto a la importancia del sueño, señalando que las personas que duermen menos de cinco horas son más propensas a sufrir obesidad, y que la obesidad puede provocar problemas de fertilidad.

Los expertos señalan que una manera de favorecer la fertilidad es evitar los turnos nocturnos siempre que sea posible, así como crear una rutina de sueño y apegarse a ella. Esta debería incluir no tomar cafeína por las tardes, evitar trabajar y/o revisar el email justo antes de irse a dormir, y no tener la televisión encendida en la habitación.

Aumenta tu fertilidad

Anticonceptivos
Si llevas años utilizando métodos anticonceptivos, puede ser que pongas en duda tu fertilidad. Diferentes investigaciones prueban que tu estilo de vida puede influenciar positivamente tus posibilidades.

Pésate
El estar en un peso saludable (con un índice de masa corporal entre 18.5 y 25) reduce el tiempo en lo que puedas salir embarazada, de acuerdo a un estudio en "Fertility and Sterility". Por cada número sobre 29 de IMC en una mujer, las posibilidades de quedar embarazada se reducen un 4%. El estar bajo peso también afecta la concepción, aumenta el riesgo de aborto y parto prematuro, según el especialista en fertilidad el doctor Mark Perloe.

Evita las grasas "malas"
Las mujeres que consumen niveles bajos de grasas trans y azúcar y más cantidades de proteína vegetal son más fértiles, establece un estudio de la Escuela de Salud Pública de Harvard. En una investigación, el obtener el 2% del total de las calorías de fuentes grasas trans dobla el riesgo de tener problemas de fertilidad relacionados a la ovulación.

Duerme bien
Muy poco sueño provoca bajos niveles de la hormona leptina, y esta baja podría hacer que el cerebro suspenda funciones no esenciales como la ovulación.

Cuidado con tu lubricante
Estudios demuestran que los lubricantes con base de agua pueden dañar la esperma y dificultarles el nadar. La Sociedad de Medicina Reproductiva Americana recomienda utilizar aceite mineral o canola, o un lubricante que no afecte el pH.

¡Relájate!
Mientras más estresadas las mujeres, menos posibilidades de concebir. Trata de remover los factores estresantes de tu vida o prueba con meditación y yoga, ambos han demostrado aumentar las posibilidades de embarazos.

Fuente: http://voces.huffingtonpost.com/2012/05/29/alteraciones-sueno-afectan-fe...

Categoria: