Japón llega a octavos y elimina a Dinamarca en un juego vibrante que terminó 3-1