Las diplomacias de Rusia e Irán esperan reanudar las negociaciones sobre el tema nuclear

Salehi considera que la proposición rusa haría posible reanudar las negociaciones con las grandes potencias del grupo 5+1 (los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU: Estados Unidos, Rusia, Francia, Gran Bretaña, China, además de Alemania).

"Esperemos que esos elementos harán posible ingresar en una nueva fase activa de trabajos que conducirán finalmente a solucionar esos asuntos" sobre el programa nuclear iraní, declaró Lavrov.

Salehi también insistió, en declaraciones a la agencia iraní ISNA, sobre la necesidad de llegar a una solución sobre el tema nuclear.

"La base de nuestras acciones es el encuentro con Serguei Lavrov (...). Hemos declarado que estamos de acuerdo con el espíritu del plan para comenzar un nuevo proceso y avanzar paso a paso", indicó Salehi.

"Pensamos que el asunto nuclear debe ser solucionado. Con las recientes evoluciones, una nueva página se abre en las relaciones entre Irán y Rusia", agregó.

Las declaraciones de los dos ministros de Relaciones Exteriores tienen lugar luego de que se llevaran a cabo entrevistas bilaterales en Teherán, tras las cuales el presidente iraní, Mahmud Ahmadinejad, recibió de manera favorable la iniciativa rusa.

"La República islámica de Irán recibió favorablemente la proposición rusa de un acercamiento +paso a paso+ y está dispuesta a formular sugerencias para cooperar en ese campo", dijo Ahmadinejad en un encuentro con el secretario del Consejo de Seguridad ruso, Nikolai Patrushev.

Rusia, socio de Irán, construye la central nuclear de Boushehr (sur de Irán), de una capacidad de 1.000 megavatios, que debe entrar en servicio a fines de agosto.

Las autoridades rusas quieren relanzar las negociaciones sobre el tema nuclear entre Irán y las grandes potencias, interrumpidas en enero.

A mediados de julio, Lavrov mencionó la idea de reanudar las negociaciones adoptando un acercamiento "paso a paso" para solucionar el asunto nuclear, con motivo de un encuentro en Washington con el presidente estadounidense, Barack Obama.

La idea rusa es que cada parte haga un paso hacia el otro, comenzando por los puntos más fáciles de solucionar.

Las grandes potencias deberían, según esta proposición, responder a una acción positiva de Irán por un aligeramiento de las sanciones económicas internacionales contra Teherán.

Una fuente diplomática rusa, citada el miércoles por el diario Kommersant, indicó que las "proposiciones" de Lavrov "recibieron el apoyo" de las otras grandes potencias involucradas.

Pero según esta fuente, responsables estadounidenses dicen en privado que la iniciativa de Lavrov "tiene pocas posibilidades de ser coronada con éxito" y prefieren acentuar la presión sobre el régimen iraní con sanciones más severas.

A Irán se le aplican seis resoluciones de las Naciones Unidas, entre ellas cuatro que incluyen sanciones, en las que se condena su programa nuclear.

Las grandes potencias sospechan que este programa nuclear iraní tiene una finalidad militar pese a los continuos desmentidos de Irán. AFP

Categoria: