Un médico detenido por practicar abortos en una clínica clandestina

La hija de la dama, con cuatro semanas de gestación, había acudido al lugar durante el día sábado para practicarse un aborto.

El profesional de la Medicina, con 30 años de servicio, utilizó pastillas Cytotec para realizar el procedimiento y la muchacha le notificó que había expulsado el feto. Le ordenó irse a su casa, descansar y que regresara el lunes a fin de que le hiciera un curetaje.

Durante el día domingo y parte del lunes, la jovencita presentó síntomas que hicieron que su madre la llevara a una clínica, donde le informaron que su hijo permanecía en su vientre, pese al procedimiento efectuado, sin ningún tipo de condiciones de higiene.

La progenitora decidió trasladarse hacia el Cicpc, donde consignó la denuncia y se dio apertura a la investigación.

La tarde del martes fue allanada la clínica clandestina, donde localizaron gran cantidad de pastillas y material médico quirúrgico utilizado por el sexagenario para provocar la muerte de quienes no pidieron ser traídos al mundo.

Ortega aseguró que la clínica estaba ubicada detrás de la cristalería y durante el procedimiento también capturaron a Yasophara Coromoto Arias Carrillo (47), quien fungía como enfermera; Yadra del Carmen Duarte Andrade, encargada de la cristalería y Dilia Rosa López Villanueva (32), personal de mantenimiento.

Explicó que al revisar detenidamente las instalaciones ubicaron una caja fuerte que el médico se negó a abrir, por lo cual debieron solicitar los servicios de un cerrajero. Dentro del dispositivo había armas largas (entre ellas una mini UCI), una granada, balas y cargadores de diferentes calibres y hasta un chaleco antibalas.

Aseguró que están investigando la vinculación del médico con bandas dedicadas al secuestro y robo a bancos, las cuales operan en la entidad. Presumen que Mirabal guardaba el arsenal de los delincuentes y recibía pago por estos servicios.

Al ser consultado sobre los abortos que allí se realizaban dijo que para comprobarlo expertos de ese organismo de seguridad han realizado pruebas técnico científicas, entre ellas la de luminol.

Precisó que la clínica clandestina tenía al menos un año funcionando en esas instalaciones, ubicadas muy cerca de un instituto de educación superior.
Los detenidos fueron puestos a la orden del Ministerio Público, mientras los pesquisas continúan trabajando para ubicar otros sitios donde se realizan tan repudiables prácticas.

Fuente: El Impulso

EA

Categoria: