Un treinta por ciento de españoles saldría del euro, según estudio del BBVA

El dato aparece en el estudio "Transatlantic Trends 2013", difundido hoy por la fundación de la entidad bancaria BBVA.

El informe es el resultado de las encuestas realizadas por diferentes fundaciones en Estados Unidos, Turquía y once Estados miembros de la UE: Alemania, Eslovaquia, España, Francia, Italia, Países Bajos, Polonia, Portugal, Reino Unido, Rumanía y Suecia.

Según el estudio, en el último año se incrementó el porcentaje de ciudadanos que prefieren que su país mantenga la autoridad sobre las políticas económicas y presupuestarias, en lugar de otorgar más poder a la Unión Europea (UE).

En concreto, el 75 % de los españoles encuestados cree que España debe mantener su propia autoridad (era el 56 % en 2012), mientras que este porcentaje se eleva al 68 % en el conjunto de los países europeos analizados (era el 57 % el año pasado).

El Reino Unido y Suecia son los más reacios a la hora de ceder atribuciones a la UE, mientras que en Alemania y Polonia existe menos resistencia a que Europa tome el mando en política económica.

Según el estudio, el 82 % de los españoles se siente muy afectado o bastante afectado por la crisis económica actual, frente al 90 % de los portugueses, el 89 % de los rumanos y los eslovacos, y el 75 por ciento de los estadounidenses.

Respecto a la gestión de los gobiernos nacionales, el 79 % de los españoles muestra su desaprobación con la política económica del Ejecutivo, un porcentaje que baja al 75 % entre los polacos, al 74 % entre los franceses y el 64 % entre los estadounidenses.

El estudio también aborda si se debería aumentar el gasto público para favorecer el crecimiento o reducirlo para disminuir los niveles de deuda.

En este sentido, casi tres de cada diez españoles creen que se debe incrementar el gasto público, mientras que cuatro de cada diez piensan que sería preferible reducirlo.

También se somete a valoración de los encuestados el papel en la gestión de la crisis de la canciller alemana, Angela Merkel, y son los españoles (82 %), los portugueses (65 %) y los italianos (58 %) los que más desaprueban su actuación.

Asimismo, cabe destacar que en España ocho de cada diez personas ven como un problema grave la marcha de ciudadanos al extranjero, mientras que sólo cuatro de cada diez piensan de ese modo sobre la inmigración. EFE

Categoria: