La toxina botulínica también cura, ayuda a pacientes con espasticidad o distonía