Para formar parte de la información

Felipe González

Debates confusos

Felipe González's picture

Todo se mezcla en una cacofonía incomprensible para los ciudadanos! Exigencias de los "mercados", sin identificar quiénes son; exigencias de la Unión Europea, de Bruselas, de Alemania y Francia; respuestas de líderes europeos como galgos que corren detrás de una liebre mecánica que siempre se les escapa. ¿Qué pasa en Europa? ¿Qué nos pasa a nosotros? ¿Necesitamos estabilidad presupuestaria? ¿La necesita la Unión Europea? Todo en medio de esta crisis civilizatoria que está cambiando, a velocidad de vértigo, la economía y las relaciones de poder en el planeta.

¿Y ahora?

Felipe González's picture

La derrota electoral ha sido muy dura y hay que reconocerlo sin paliativos. Hay que felicitar al PP, aunque no haya tenido un comportamiento responsable ante ninguno de los problemas de España. Incluso en el día de hoy, cuando hago esta reflexión, llevan al Parlamento la grave situación del empleo juvenil sin hacer ninguna propuesta constructiva, algo que sea creíble y dé una cierta tranquilidad en que cambiarían de posición, para ser responsables ante la crisis, después de su victoria electoral.

Davos y la política

Felipe González's picture

Cuando se produjo la implosión del sistema financiero global allá por el otoño de 2008, fundamentalmente en Estados Unidos y Europa, porque Japón llevaba muchos años en una prolongada crisis, hubo un clamor general para que los responsables políticos intervinieran. Dejar caer a Lehman Brothers, primer banco de inversión del mundo, se consideró un error y el pánico se propagó por todos los países centrales. La recesión mundial fue la consecuencia de ese estallido.

La Unión Europea: Crisis y futuro

Felipe González's picture

En la cena del Consejo Europeo de primavera, me invitaron a anticipar las conclusiones del Grupo de Reflexión sobre el futuro de la Unión Europea. Naturalmente, se trataba de un breve resumen oral sobre el trabajo a punto de terminar del Grupo. Para situarnos en el contexto, hay que entender que se trataba de aquella reunión, con tintes dramáticos, en la que se abordó a fondo la crisis griega, aunque la decisión sobre un rescate que no admitía dudas ni espera se tomara dos largos meses después.

En la buena dirección

Felipe González's picture

Hay muchos motivos para la preocupación, pero cuando también los hay para asumir la realidad con decisiones correctas, es insoportable negarlo por razones partidistas. El Consejo Europeo no ha impuesto nada a España o a Portugal. O a Irlanda o a Italia. Más bien ha actuado, el viernes pasado, urgido por España y los demás, para la creación del fondo de 750.000 millones de euros, con la clara intención de que los mercados sepan que hay una política del euro que no será fácil someter con movimientos especulativos bastantes disparatados.

Pages