Chávez posterga visita a Santiago en medio de impasse con empresas chilenas

Aunque la Cancillería chilena había manejado el tema con reserva, el proyecto -que fue impulsado por un parlamentario oficialista, el ex subsecretario Felipe Harboe- era la primera medida que escalaba políticamente la controversia por las 52 empresas nacionales que tienen retenidos US$ 80 millones en Venezuela.

A esas alturas, sin embargo, ya estaba clara la decisión del Palacio de Miraflores de cancelar el viaje del presidente Hugo Chávez a Chile el próximo 14 y 15 de junio para evitar exponerlo un escenario complejo. Era la segunda vez que se postergaba. La primera fecha anunciada había sido el 17 y 18 de mayo.

La nueva postergación fue comunicada por el canciller venezolano, Nicolás Maduro a su par chileno, Mariano Fernández en medio de la asamblea de la OEA, en Honduras. En aquella conversación, Maduro le pidió poder trasladar la visita un par de semanas y hacerla coincidir con la cumbre de Unasur del 6 de julio.

En la Cancillería chilena desdramatizan el nuevo aplazamiento y señalan que la idea era evitar que Chávez tuviera que venir a Chile dos veces en menos de un mes.

Sin embargo, otras voces en el gobierno comentan que la visita fue postergada como medida de cautela de Caracas ante la creciente preocupación y malestar en Chile por la situación de las inversiones chilenas. A eso se suma la paralización de faenas decretada por autoridades venezolanas, que afecta a la planta del grupo chileno Cisa en Venezuela, Vencerámica. Algunos empresarios chilenos, incluso, han comenzado a hablar de "hostigamiento".

El tema ha sido monitoreado con sigilo por el gobierno chileno, a través de la Dirección de Relaciones Económicas de la Cancillería. Y aunque oficialmente en el ministerio no se han pronunciado, el tema es considerado como altamente sensible.

"Existe malestar por el trato que se les está dando a las empresas chilenas, en donde se está ejerciendo política sobre ellos. Además, hay molestia de que se hostigue a los medios de comunicación. Si viene Chávez a Chile, va a tener que conversar esos temas", dijo el diputado PPD Jorge Tarud.

El PS Marcelo Díaz dijo que "Venezuela ha tenido algunas conductas en libertad de comercio que son complejas. Para nuestros intereses económicos sin duda son delicados. Pero se puede resolver en el diálogo de gobierno a gobierno".

En el gobierno chileno comentan que entre las otras razones para postergar la visita de Chávez, Venezuela había argumentado que la agenda que fijaron junto a Bachelet en 2007 mostraba pocos avances para lucir en una visita oficial. Uno de los puntos pendientes es el acuerdo de cooperación de Enap y PDVSA para explotar un yacimiento petrolífero en el Orinoco.

En todo caso, no es la única gira que ha suspendido el mandatario caraqueño en el último tiempo. Durante el traspaso de mando presidencial en El Salvador, el canciller Maduro, justificó la ausencia de Chávez por razones de seguridad.

Fuente: http://www.latercera.com/contenido/674_139117_9.shtml

YU

Categoria: