Para formar parte de la información

Fernando Mires

A Venezuela le falta Dios

Fernando Mires's picture

La historia se repite. Una vez como tragedia, otra vez como telenovela. Así pensaba cuando veía en la televisión esa masa roja de chavistas sollozando por la muerte del presidente. Ocurrió lo mismo cuando murieron Stalin, Mao Tse Tung, Ho Chi Min, Kim il Sung, y otros faraones. Así pasó también con Evita, la bella Evita. O con Elvis Presley; o con Michael Jackson, y así seguirá sucediendo. Mas, cuando muera Maradona, todos los difuntos famosos habidos y por haber, palidecerán de envidia. Porque los funerales de Maradona serán grandiosos.

La Iglesia y la tradición

Fernando Mires's picture

Suele ocurrir que con la llegada de un nuevo Papa, muchas personas, incluyendo no creyentes, esperan grandes cambios, incluso “cambios revolucionarios”. No sucede eso en cambio con las altas investiduras de otras religiones. Nadie se pregunta si el nuevo Dalai Lama será reformista, revolucionario o conservador. O si los monjes confucianos o hinduistas evolucionarán hacia posiciones modernas y/o progresistas.

En política nadie llega para quedarse

Fernando Mires's picture

Dos son los hechos a los cuales en política no debemos atender demasiado. Uno son las encuestas; no porque sean falsas, sino porque hasta las mejores son válidas sólo el día en que se hicieron. El otro son las profecías, las que perteneciendo a las religiones, en política no tienen nada que hacer. Esto último no puedo sino reafirmarlo al leer el reciente artículo publicado por Joaquín Vilallobos en “El País” bajo el título: "El chavismo llegó para quedarse".

Hay que saber renunciar a tiempo

Fernando Mires's picture

1. Al mirar el calendario me di cuenta de que en pocos días voy a cumplir los 70. No es broma. Recuerdo que hasta los 50 celebraba un día más; ahora sólo "celebro" un día menos. Es que hay una edad, digamos un tiempo, en el cual advertimos que no es necesario leer el célebre capítulo de Sein und Zeit de Heidegger para entender que el humano es el ser que va hacia la muerte. Algunos hemos advertido, además, que ir hacia la muerte es también un ir con la muerte; y no traten de convencerme de lo contrario, por favor.

El pasaporte de Yoaní Sánchez

Fernando Mires's picture

En la vida casi nunca los hechos ocurren aislados. De ahí que no necesitamos aguda perspicacia para entender que entre el hecho de que a una parte de la población cubana y por cierto a una de sus representantes más simbólicas, Yoaní Sánchez, le fuera concedido el derecho a poseer un pasaporte, y el nombramiento de Raúl Castro como presidente de CELAC, hay una cierta relación.

Dictaduras

Fernando Mires's picture

Suele suceder que para entender las venturas del presente sea cada cierto tiempo necesario reubicarlo en contextos macro-históricos, de la misma manera como para entender la macro-historia hay que saber leer en los signos del día. Vivir el presente como historia y leer el pasado como presente -recomendaba ese gran historiador que fue Ferdinand Braudel- ayuda a entender porque la filosofía ontológica sugiere que el pasado no sólo existe en el pasado (como algo cronológicamente superado) sino que acompaña e interfiere el presente de modo continuo y pertinaz.

Urgente: Se necesita un imperio

Fernando Mires's picture

En El País, el 21 de enero pasado fue publicado un artículo en el cual su autor, Jean-Marie Colombani, lamenta con indignación que el gobierno de Barack Obama no haya intervenido militarmente en Malí, país acosado por bandas terroristas de Al Quaeda a las que hoy hacen frente tropas francesas. Lo asombroso del artículo es que ahí no hay ninguna crítica directa a los gobiernos europeos a quienes sí efectivamente corresponde apoyar a Francia.

La miseria del pacifismo europeo

Fernando Mires's picture

"Quien llega tarde será castigado por la vida", es la frase que hizo famosa Gorbachov antes de que los muros del comunismo fueran derribados por multitudes. No obstante, a pesar de ser certera, podría ser mejorada. En su lugar, pienso yo, debería escribirse: "Quien llega demasiado tarde será castigado por la vida". Porque la verdad es que tanto en la política como en la guerra siempre se llega tarde pues ambas prácticas actúan sobre la base de hechos ya ocurridos y no hipotéticos. Llegar tarde es normal. "Demasiado tarde" puede ser fatal.

Venezuela: Un caso de bicefalia política

Fernando Mires's picture

El chavismo nunca ha sido democrático. Cierto es que participa en una estructura institucional, pero controlada cien por ciento, comenzando con los tres poderes clásicos; agregando los militares, policiales, comunicacionales y electorales. Cierto es que participa en el marco de un orden constitucional, pero hecho a su medida, sin trepidar en violarlo cuando lo considera necesario. Y pese a que el chavismo sólo obtiene apoyo en menos de la mitad de la población en condiciones de votar, actúa como si todos los venezolanos fueran chavistas de nacimiento.

Un error de Benedicto XVI

Fernando Mires's picture

En su alocución al Colegio cardenalicio, a la Curia Romana y a la Gobernación el 21 de Diciembre, Benedicto XVl aludió de modo errado a una frase que hizo famosa Simone de Beauvoir. Apoyándose en un tratado "cuidadosamente documentado" del rabino de Francia Gilles Bernheim. La frase es: "No se nace mujer, se llega a serlo".

Para una filosofía de la natalidad

Fernando Mires's picture

Un prólogo es siempre un epílogo. Eso lo sabemos quienes hemos escrito uno que otro libro. Porque recién cuando hemos terminado de escribirlo, nos damos a la tarea de redactar su prólogo. Así nos explicamos las razones por las cuales Benedicto XVl publicó el prólogo a su obra magna “Jesús de Nazareth” dos años después de la publicación del segundo tomo, es decir, él hizo de modo explícito lo que otros hacemos de modo implícito. Un prólogo, en efecto, es recién posible cuando hemos logrado una visión de conjunto que sólo alcanzamos en la fase final.

Venezuela: Las duras maderas de la política

Fernando Mires's picture

“La política implica un fuerte y lento perforar de duras maderas con pasión y buen criterio al mismo tiempo. Es completamente cierto, y toda la experiencia histórica lo confirma, que no se hubiera logrado lo posible si en el mundo una y otra vez no se hubiese intentado lo imposible. Pero el que puede hacer eso tiene que ser un líder, y no sólo eso sino – en un sentido muy llano de la palabra – también un héroe.

Egipto: ¿Otra revolución traicionada?

Fernando Mires's picture

“Las revoluciones y las mujeres han nacido para ser traicionadas”. La frase la soltó uno de mis amigos ya extintos en una de esos bien regados encuentros de juventud en el Bar Black and White de Santiago, cuando discutíamos acerca del trágico destino de Trotzki y Bujarin en la siniestra URSS de Stalin.

Entre la guerra y la política

Fernando Mires's picture

Otra vez con monótona maldad vuelan misiles de lado a lado; el Gaza es un río de sangre; los daños colaterales son superiores a los militares. Otra vez las opiniones se dividen. Otra vez, quizás con una coma más, los especialistas publicarán lo mismo que durante la penúltima guerra. Otra vez el Hamás, cuyos cohetes apuntan militarmente hacia el sur de Israel pero políticamente en contra de Al Fatah, volverá a ganar elecciones en Palestina. Otra vez la derecha política vencerá en Israel. Otra vez la misma historia se repetirá en un par de años, quizás de modo más intenso y cruel todavía.

Enemigos latinoamericanos de Barack Obama

Fernando Mires's picture

El triunfo obtenido por Barack Obama en las elecciones que tuvieron lugar en Noviembre del 2012 ha descompuesto el ánimo de diversos grupos ideológicos. Y no sólo en los EE UU. Esa es el motivo por el cual en esta ocasión he decidido referirme a los enemigos latinoamericanos de Obama. A fin de simplificar, los he clasificado en tres sectores:

- Los gobiernos antimperialistas
- La ultraderecha ideológica
- Los tecnócratas de la economía pseudocientífica

El Artista, o ese eterno nuevo-comenzar

Fernando Mires's picture

... Yo le contesté que ese intento de contraponer la noción de natalidad según Hannah Arendt a la del ser que va hacia la muerte de Martin Heidegger no tenía ningún asidero porque ambos aludían a cosas diferentes. Mientras Arendt se refería al sentido de la vida como permanente nuevo comenzar, Heidegger se refería al destino de la vida y entre sentido y destino hay una diferencia enorme.

El fuego llegó a Beirut

Fernando Mires's picture

Tarde o temprano tenía que suceder. Los acontecimientos iniciados en la mal llamada Primavera Árabe, el genocidio que lleva a cabo en Siria Bashar el-Asad, y las tensiones que tienen lugar entre suníes y chiís, tenían que hacerse presente en el Líbano, hermoso país en donde desde tiempos remotos tienden a concentrarse todos los odios y amores de la región.

Ahí van los votantes

Fernando Mires's picture

Era yo muy niño, seis o siete años de edad y la imagen quedó grabada en mí para siempre. Fue en Requínoa, cerca de Rancagua, cuando en la casona de mis tías abuelas, todas solterísimas, sentado yo al lado del portón donde me situaban para que cultivara mi pasión favorita -ver a los trenes haciendo chucuchucu- los vi pasar. Ni felices ni tristes, ni cantando ni gritando, tal vez conversando iba la gente arriba de los destartalados camiones. Recuerdo que la tía Rita dejó de barrer y con su voz tan cansada dijo, como si yo entendiera:
- “Ahí van los votantes”.

Pages