El Foro de Davos pide una acción internacional contra la cibercriminalidad

Frente a los piratas, que no son ya individuos aislados sino organizaciones sofisticadas que actúan por lucro, "muchos países no disponen de una legislación que sancione el cibercrimen ni los medios para investigar y compartir las informaciones", declaró Yury Fedotov, director de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD), en un debate organizado en el marco del 42º Foro Económico Mundial de Davos.

Ni siquiera hay acuerdo sobre la definición del cibercrimen, dado que los Estados miembros no han definido claramente lo que puede ser aceptado y lo que debe ser prohibido.

Los ciberdelincuentes "actúan a la velocidad de internet, mientras que los países actúan a la velocidad de la democracia", estimó Moisés Naim, de la Fundación Carnegie para la Paz Internacional.

A mediados de enero, los portales de la Bolsa de Tel Aviv y de la compañía aérea israelí El Al quedaron paralizados por ataques de piratas informáticos. Dichos ataques se produjeron pocos días después de que unos piratas -que dijeron ser saudíes o palestinos de Gaza- revelaroa los datos de decenas de miles de tarjetas de crédito pertenecientes a israelíes.

Un portavoz del movimiento islamista palestino Hamas, Sami Abu Zuhri, saludó esa acción, calificándola de "señal de la creatividad de la juventud árabe para inventar nuevas formas de resistencia a la ocupación israelí".

Edward Knight, vicepresidente ejecutivo del Nasdaq, dio cuenta, por su parte de más de un millón de ataques informáticos contra las grandes Bolsas de valores tecnológicos.

Lamentó que no esté claro "lo que es responsabilidad pública y lo que es responsabilidad privada" en la lucha contra este tipo de delincuencia, recalcando que el sector privado se ve obligado a tener su propio sistema de defensa, incluso cuando los ciberataques proceden de gobiernos extranjeros.

Kevin Johnson, director general de la empresa de telecomunicaciones Juniper Networks, abogó en favor de una asociación del sector público y del privado para luchar contra la ciberdelincuencia. "El reto es que no hay fronteras geográficas en internet cuando las leyes son nacionales", recalcó.

Rob Wainwright, director de Europol, el servicio de policía intergubernamental de la Unión Europea, señaló que existe una "sofisticada economía digital sumergida" en la cual se negocian datos y palabras claves.

"La legislación debe ser armonizada para permitir investigar más fácilmente a través de las fronteras", consideró. AFP