FPV: Hay 1968 personas en juicio penal y 63 privadas de libertad por protestas

El Foro Penal Venezolano es una organización, sin recursos económicos, de defensa de los derechos humanos, con un trabajo efectivo desde hace más de 12 años. Nos ocupamos, porque así lo asumimos, de velar por la defensa jurídica gratuita y apoyo a familiares y víctimas de detenciones arbitrarias y violaciones a los derechos humanos. Ello, sin distingo de raza, credo, posición política o género. Logramos nuestro trabajo ad honorem porque nuestros abogados y miembros en general aportan parte de su tiempo profesional efectivo en la ayuda social.

Hemos denunciado con constancia, compromiso y convicción la utilización del sistema de justicia como arma política en Venezuela. Ello lo hacemos objetivamente y con sustento porque no sólo asistimos directamente a víctimas y familiares, e informamos sobre la detención de una persona, el lugar donde fue detenido o detenida y hacemos el seguimiento de cada situación, sino que registramos objetivamente cada caso asistido, cada denuncia recibida.

Hasta el día de hoy, según nuestros registros, solo en relación a las manifestaciones que tuvieron lugar durante el 2014, nuestros abogados voluntarios a nivel nacional participaron gratuita y directamente en la defensa de más de 2500 personas injustamente detenidas, de un total, hasta ese momento, de más de 3400 detenidos.

En otros tiempos, hemos asistido casos como el del asesinato de Jesús Mohamad Espinoza Capote de 18 años de edad y otros 7 fallecidos más de los 19 ocurridos el 11 de abril de 2002. Con su madre María conversamos y seguimos esperando justicia ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. En 2004, asistimos casos como el del General Francisco Usón, quien al día de hoy se encuentra en libertad

En 2004 atendimos múltiples casos de estudiantes y otras personas detenidas y agredidas, incluso asesinadas. Sólo en el 2007 asistimos a más de 200 personas detenidas por las manifestaciones relacionadas con el cierre de RCTV. Asistimos, en su mayoría, a las 195 personas detenidas y agredidas (79 en Valencia, 71 en Barquisimeto y 44 en Barinas) por manifestaciones ocurridas en abril de 2013.

Mientras muchos olvidan a las víctimas cuando el impacto mediático desaparece, abogados y miembros del Foro Penal siguen asistiéndolas, oyéndolas y recordando a aquellos que no han logrado sobrevivir.

Mientras tomamos el tiempo para realizar este comunicado, tiempo, por demás, valioso para la asistencia de víctimas, y mientras usted lee el mismo, se encuentra Gerardo Carrero de 26 años, detenido desde el 8 de mayo de 2014, por haber sido parte de un campamento de protesta pacífica en Caracas. Gerardo sufre una reclusión injusta en los sótanos del SEBIN, en Plaza Venezuela. Sufre una infección por un absceso en el glúteo. Tiene fiebre. No le permiten tomar sol. Se encuentra aislado en una celda helada sin ventanas, posee una situación delicada de salud física y psicológica y no le han prestado eficiente asistencia médica. En tal sentido, a esta hora, abogados del Foro Penal se encuentran gestionando formalmente e insistentemente ante la Fiscalía y la Defensoría del Pueblo su traslado a otro lugar de reclusión y su derecho a que sea asistido médicamente.

Marcelo Crovato, un abogado que colaboró en la asistencia a estudiantes, a quien el Foro Penal representa, se encuentra privado de libertad por 9 meses en Yare 3 sin audiencia preliminar y con graves dolencias físicas y problemas psicológicos, hasta el extremo de intentar suicidarse. Sorangel Rodríguez, estudiante de 20 años, de la Universidad de Carabobo, se encuentra recluida en el Comando de la Zona 6 de la Policía Estadal con otros 2 jóvenes, desde agosto de 2014, y los abogados del Foro Penal en Valencia se encuentran dedicados a lograr sus libertades.

Mientras otros pocos, desde sus hogares, se hacen eco de falsas afirmaciones contra nuestra organización, abogados del Foro Penal se encuentran trabajando arduamente en la búsqueda de la justicia para víctimas de agresiones y tratos crueles e inhumanos tales como Marvinia Jiménez, Rosa María Orozco (madre de Geraldine Moreno), Jaime Yéspica, Gloria Tobón, la familia de José Alejandro Márquez, Juan Manuel Carrasco, Keyla y su hija Karkelis y muchísimas más en todo el país.

Lo expuesto anteriormente demuestra mejor que cualquier palabra, con hechos, nuestra vocación y lucha por los Derechos Humanos. En total el Foro Penal Venezolano, con sus coordinadores y equipo en la gran mayoría de los estados del país, ha asistido directa o indirectamente a más de 4000 víctimas de violaciones a los Derechos Humanos desde su nacimiento.

Las cifras actualizadas al día de hoy demuestran que solo desde febrero de 2014, ha habido 3482 detenciones, 1968 personas continúan sometidas a juicio penal bajo medidas cautelares y siguen 63 privadas de libertad. Esto, en relación únicamente con las protestas de ese año. Y esas cifras no son un aproximado, sino que cada persona detenida la tenemos registrada con nombre, apellido, lugar de reclusión, tiempo de reclusión, ocupación, etcétera.

Particularmente, el Foro Penal Venezolano ha sostenido reuniones con la Fiscal General de la República, la Defensoría del Pueblo y con entidades internacionales como UNASUR (Unión de Naciones Suramericanas), el Secretario de Estado del Vaticano, Monseñor Pietro Parolín, con el objeto de lograr justicia, paz y libertades en Venezuela.

Nuestra misión también incluye el registro, ante los organismos internacionales, de todas y cada una de las graves violaciones a los DDHH que se han materializado en el país en los últimos lustros. Además de ejercer acciones puntuales ante los organismos internacionales de tutela de los DDHH (ONU, CIDH, OEA, etc.) hemos intervenido en audiencias y eventos organizados por dichas organizaciones en las que hemos sido citados en calidad de expertos y hemos tenido la oportunidad de mostrar al mundo la verdad de las violaciones a los DDHH en nuestra nación.

Nos corresponde tratar con las víctimas directas de los abusos, pero también con cualquier instancia, del gobierno o no, que nos permita lograr avances puntuales a favor de los derechos e intereses de los afectados. No fuimos constituidos para hacer valer posiciones políticas, sino para luchar contra las violaciones a los DDHH. A veces es indispensable recordar que detrás de cada caso existe un ser humano al que debemos proteger, y que jamás debe ser utilizado con fines políticos. Todo paso hacia adelante, todo mínimo logro, en circunstancias como las que estamos viviendo, y tomando en cuenta el poder y la fuerza de quienes desconocen los derechos ajenos, es, para nuestra organización, bienvenido. A veces el camino hacia la libertad de los injustamente encarcelados es un camino tortuoso, pleno de matices, sin “absolutos”, pero todo paso dirigido a la protección y reconocimiento de los derechos de las víctimas es un buen paso.

Nuestra función como organización de derechos humanos debe y tiene que ser absolutamente apolítica, y nuestro objetivo es la defensa de los derechos humanos en contra de quien sea que los viole y en favor de quien sea la víctima. Así seguiremos, sin descanso, pues Venezuela lo merece.

Así, damos por cerradas las estériles discusiones e invitamos a todos los ciudadanos de buena voluntad a sumarse a la cruzada por el restablecimiento del Estado de Derecho y de la Justicia en nuestra nación.

NO HAY QUE HACER JUSTICIA POR PROPIA MANO, PERO ESTA EN NUESTRAS MANOS QUE SE HAGA JUSTICIA

Fuente: Diariodecaracas

EA

Categoria: