Conoce las razones por las que las relaciones fracasan

En ese contexto, la doctora en psicología Melanie Greenberg, experta en relaciones de pareja, escribió una columna en el portal especializado Psychology Today, donde indica que hay algunas razones que se repiten entre las parejas, y llevan al fracaso de un lazo sentimental.

“Las relaciones amorosas pueden ser el fundamento de una vida significativa, y nuestra ancla en medio de dificultades de la vida e incertidumbres. Sin embargo, alrededor del 40% de los matrimonios terminan en divorcio, y las rupturas son más frecuentes entre las parejas no casadas”, señala.

A continuación detallamos las principales causas que generar el fracaso de las relaciones.

El egoísmo, el narcisismo, y el desequilibrio

El egoísmo hace que las personas se centren siempre en sus propias necesidades y no piensen en la otra persona cuando deben tomar decisiones importantes o incluso en las interacciones del día a día. El narcisismo es un trastorno de la personalidad que puede abarcar muchas características, incluyendo el encanto superficial, la falta de empatía por los demás, y manipular a otros para fines propios. Cuando las relaciones no están equilibradas y la familia no es la prioridad, los lazos se van fracturando.

La relación no es una prioridad

Nuestro sistema educativo no nos enseña que las relaciones amorosas toman trabajo y compromiso diario. Es fácil pasar la relación a un segundo plano cuando hay niños. Si no te haces tiempo para la intimidad sexual, el deseo se diluye. Si dejas de hablar con tu pareja acerca de tus esperanzas y sueños, se empiezan a distanciar.

Estallidos de ira y rabia

Las diferencias que se resuelven, y las expresiones de enojo controlado, son partes normales de una relación sana. Pero gritar enfurecido a la pareja puede hacer daño tanto a la persona como la relación. Las parejas en relaciones infelices pueden entrar en ciclos negativos, en las que cualquier pelea se intensifica rápidamente con acusaciones y comentarios negativos.

La infidelidad

Las relaciones saludables se basan en la confianza y cuando ésta se rompe, es muy difícil restaurarla. Cuando hay una infidelidad, ´la relación puede sobrevivir pero tendrá para siempre una parte rota´. La experta dice que la infidelidad no implica sólo tener relaciones sexuales con otra persona. Tener ´asuntos emocionales´ y coqueteos por Internet con terceros también pueden dañar las relaciones

Fuente: RPP

NA

Categoria: