Fumar, una mala salida ante la crisis

“Los ejecutivos, tanto hombres como mujeres, sobre todo de áreas de decisión en el mundo financiero y de negocios, son propensos a fumar más cuando se ven presionados laboral, emocional y socialmente”, nos cuenta el doctor Raúl Sansores, jefe del Departamento de Tabaquismo y EPOC del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER)

Días nublados

En épocas complicadas como la actual, la tendencia al cigarrillo se incrementa, junto con la ansiedad, pesimismo, depresión y temor al desempleo. Entre las falsas salidas está el tabaquismo.

Por ello, fumadores enfrentan mayor riesgo de sufrir enfermedades tan graves como EPOC, bronquitis crónica y/o enfisema pulmonar.

“Los ejecutivos se encuentran en la primera línea de peligro”, nos relata el especialista del INER, porque “padecen mucho estrés, son tradicionalmente los que se ven con el cigarro en las juntas o reuniones de negocios: la carga de trabajo y problemas en sus relaciones personales les provocan mucho estrés y fumar se convierte en la vía de escape, sin pensar en las consecuencias a la salud y en los costos tan elevados que esto implica”.

El hábito es malo para el bolsillo y el bienestar. Quien se fuma una cajetilla diaria gasta entre mil 500 y tres mil pesos mensuales. Los costos que enfrenta un paciente con EPOC —de acuerdo con datos del INER— entre tanques de oxígeno, medicamentos de por vida y hospitalizaciones, que muchas de las veces son en terapia intensiva, van de los 594 mil al millón de pesos por mes.

Respeto a la señales

Sansores explica que las leyes antitabaco de México son un buen paso, pero insuficientes, si se toma en cuenta que tan sólo en el Distrito Federal existe un millón de personas víctimas de EPOC y desconoce que la padece.

La gente, subraya, debe saber que la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica puede ser asintomática, sobre todo en etapas tempranas.

Es importante acudir al médico a realizarse una espirometría, principalmente si se tiene más de 40 años, se ha fumado más de una cajetilla al día durante 10 años y se presenta alguno de los síntomas como tos con flemas y falta de aire al realizar tareas físicas.

“Muchos pacientes creen que estos síntomas vienen con la edad, que son propios del envejecimiento cuando esto es totalmente falso. Ninguna tos es normal; no existe la tos de fumador, se trata de EPOC”, alerta el médico.

Apunte médico

La ciencia médica nos explica que se ha comprobado que los broncodilatadores de 24 horas de acción en el cuerpo tienen efecto contundente sobre el curso de la enfermedad.

El estudio UPLIFT (Entendiendo el Impacto Potencial a Largo Plazo en la Función Pulmonar con Tiotropio, por sus siglas en inglés) realizado en 37 países incluido México y con unos seis mil pacientes, la mitad de ellos en etapas tempranas de la enfermedad, demostró que el uso de tiotropio, un medicamento de una inhalación al día, reduce 16% el riesgo de muerte, mejora la capacidad para respirar e incrementa la calidad de vida de los pacientes más que cualquier otra terapia habitualmente usada para esta enfermedad.

Además, el estudio indicó que el fármaco reduce 14% el riesgo de una exacerbación y de complicaciones que llevan a una hospitalización (después de una hospitalización, sin el tratamiento con tiotropio, la probabilidad de muerte en el siguiente año es de entre 30 y 50%).

Hay que tener cuidado cuando:

• Se es mayor de 40 años

• Se ha fumado por más de diez años

• Le falta el aire cuando realiza actividades sencillas

• Sufre tos crónica, silbidos en el pecho y flemas

Si la EPOC se detecta a tiempo, se pueden tomar medidas para prevenir el daño pulmonar en el futuro.

Fuente:
El Universal.com.mx

Categoria: