Producción de Ford-Venezuela cayó 10% este año por falta de divisas

Gabriel López, presidente de Ford Motor para Venezuela y el resto de la región andina, dijo que el sector automotriz venezolano enfrenta una situación “crítica” como consecuencia de las demoras de la estatal Comisión de Administración de Divisas (Cadivi) en la entrega de dólares necesarios para importar partes.

La Cámara Automotriz de Venezuela (Cavenez) anunció en marzo pasado que algunas fabricantes de autos podrían enfrentar el riesgo de paralización debido a los atrasos de casi 200 días de Cadivi en la entrega de las divisas para la importación de piezas necesarias para ensamblar vehículos.

López indicó que en Ford Motor de Venezuela “no está planteado ir a una paralización”, pero señaló que para atender la falta de divisas la ensambladora ha tenido que bajar la producción de vehículos este año.

“Año contra año vamos aproximadamente un 10 por ciento atrás de lo que produjimos el año pasado”, acotó.

Según cifras de Cavenez entre enero y mayo pasado Ford Motor de Venezuela, la segunda mayor ensambladora del país, produjo 8 mil 600 unidades, lo que representa una caída de 26,6 por ciento en comparación con el mismo período del 2008 cuando fabricó 11 mil 725 vehículos.

Durante los primeros cinco meses del 2009 las ensambladoras Chrysler, Iveco Venezuela, Ford Motor, Toyota, General Motors, Mack de Venezuela y Mitsubishi Motors Corp (MMC) produjeron 54 mil 113 autos, lo que significó una merma de 9,7 por ciento en comparación con el año pasado.

López dijo que debido a las demoras de Cadivi Ford Motor de Venezuela ha acumulado una deuda “millonaria” con sus proveedores, pero no precisó montos.

“Un aumento de nuestra deuda con los proveedores en el exterior obviamente tiene ciertos límites fijados por la corporación. Hemos conseguido administrar esos límites para poder mantener el flujo de material hacia la planta”, acotó.

Al ser consultado sobre cuanto tiempo podrá soportar Ford Motor de Venezuela la falta de dólares, López dijo que “es una incógnita porque depende del flujo de divisas”.

Respecto al estado de otras filiales de Ford Motor en la región andina, López mencionó que tanto en Colombia como en Ecuador la producción ha caído 20 por ciento debido a situaciones económicas particulares que enfrentan cada uno de esos países.

Precisó que en el caso de Ecuador las restricciones que impuso el gobierno a las importaciones han hecho caer la producción de vehículos en ese país.

Cadivi informó recientemente que durante el primer trimestre autorizó 3 mil 27 millones de dólares para importaciones, de los cuales 753,17 millones de dólares fueron para alimentos, 589,47 millones de dólares para salud, y 429,3 millones de dólares para el sector automotriz.

De acuerdo a estimaciones de los analistas el gobierno ha reducido en más de 25 por ciento la entrega de los dólares a los importaciones ante la caída de 50 por ciento de las entradas por ventas de petróleo, que son la principal fuente de ingresos del país. El gobierno mantiene desde hace seis años un estricto control de cambios para frenar la fuga de capitales.

Como consecuencia de los atrasos de Cadivi las ensambladoras han acumulado una deuda con sus proveedores del orden de los 2 mil millones de dólares.

Una de las ensambladoras afectadas por la falta de divisas es General Motors Venezolana que anunció que para la tercera semana de junio paralizará por tres meses sus operaciones.

Fuente: http://laverdad.com/detnotic.php?CodNotic=14298

YU

Categoria: